Dinosaurios y robots cohabitan en Educatec

17 May 2019
1

LO MÁS DIVERTIDO. Muestra de esculturas de dinosaurios. la gaceta / foto de franco vera

Los chicos tucumanos ya pueden visitar Educatec, que por cuarta vez consecutiva abre sus puertas en el Centro de Innovación e Información para el Desarrollo Educativo, Productivo y Tecnológico (Ciidept), en la calle José Ingenieros al 260. Este año el multiespacio interactivo de divulgación científica y tecnología del Ministerio de Educación de la provincia cuenta, entre otras cosas, con representaciones de dinosaurios y pequeños robots fabricados en Tucumán. Así los niños y adolescentes pueden recorrer buena parte de la historia del planeta, desde el mesozoico hasta la actualidad.

El acceso a la muestra es libre y gratuito. De lunes a viernes, permanecerá abierta entre las 8.30 y las 13, y de 14.30 a 19.00, mientras que los sábados, domingos y feriados funcionará desde las 15 hasta las 20. El día de cierre será el domingo 26 de mayo.

Al aire libre

En el patio del Ciidept estacionó el camión itinerante de YPF (Yacimentos Petrolíferos Fiscales) que trae a Tucumán la plataforma educativa de la petrolera estatal. La muestra informa sobre el yacimiento de Vaca Muerta y las energías renovables a través de visores de 360 grados, videojuegos y un cine ambulante con realidad extendida.

También en ese sector los chicos pueden asistir a un documental sobre dinosaurios y probar simuladores de manejo, entre otras actividades.

Fósiles y robots

Las puertas de Educatec están vigiladas por cuatro grandes dinosaurios a escala. En las aulas de la planta baja del Centro hay de todo: una clase de arqueología didáctica sobre los fósiles encontrados en el Infiernillo; un laboratorio de química y física, con microscopios, líquidos, baterías y cablerío; una sala de concientización ambiental a través de un visor de 360 grados, que muestra la desglaciación de algunos paisajes del país, y una exposición de la Facultad de Ciencias Naturales y el Instituto Miguel Lillo que permite apreciar rocas, insectos, plantas, maquetas de ciudades precolombinas y animales embalsamados.

Entretanto, el primer piso está dedicado a la tecnología, con un aula de realidad aumentada y otra de robótica. Aquí hay una impresora 3D, una cabeza que canta y dos autitos que juegan al fútbol.

Comentarios