Macri decretó dos días de duelo por la muerte del diputado Olivares

El parlamentario había sido baleado el jueves.

13 May 2019
1

MIEMBRO DE LA CÁMARA BAJA. Héctor Olivares en una imagen reciente. telam

BUENOS AIRES.- El diputado nacional por La Rioja, Héctor Olivares, falleció este domingo en el Hospital Ramos Mejía, donde se encontraba internado desde el jueves último luego de haber sido baleado desde un auto cuando caminaba por la Plaza de los Dos Congresos junto al asesor Miguel Yadón, que murió en forma instantánea. El deceso de Olivares generó pesar en las distintas fuerzas políticas y el presidente Mauricio Macri decretó dos días de duelo nacional, según informó el mandatario en su cuenta de Twitter .

“Difícil decir en pocas palabras el hueco inmenso que dejas en tu familia y afectos; en tus compañeros de esta tarea noble de la política y en tanta gente que te conoció. Querido Héctor, sos de los que siguen estando por tu ejemplo de hombre de bien. ¡Hasta siempre!”, tuiteó el ex ministro de Defensa de la Nación y dirigente riojano, Julio Martínez. “Lamento profundamente la muerte del diputado Héctor Olivares. Mis condolencias a sus familiares y amigos. Los asesinos y sus cómplices deberán pagar por estos crímenes”, dijo por su parte la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, expresó mediante la misma red social: “un gran dolor la muerte del diputado Olivares. Un fuerte abrazo a su familia, correligionarios y amigos”.

El diputado radical por Tucumán, José Cano, se unió al dolor que generó la noticia del deceso del dirigente riojano. “Un día muy triste. Se fue mi amigo @OlivaresHctor. Vamos a extrañarte y a recordarte cada día. El miércoles lo vi por última vez con la alegría que siempre lo caracterizaba. Un abrazo enorme para toda la familia en este momento tan difícil”, publicó. Horas antes de que el diputado muriese, sus allegados habían usado su cuenta de Twitter para agradecer las muestras de afecto, las cadenas de oración y el trabajo del equipo del Hospital Ramos Mejía. “Los sentimos en nuestros corazones: redoblan nuestra fe y esperanza”, habían manifestado.

Olivares ingresó al centro sanitario luego de ser atacado mientras caminaba con el fallecido Yadón. La balacera tuvo lugar a las 6.51 del jueves pasado, en las inmediaciones del Congreso de la Nación. El diputado peleó por su vida desde que recibió los disparos, pero nunca logró ser estabilizado. Según el último parte médico del subdirector del Ramos Mejía, Pablo Rossini, Olivares estaba en “estado crítico”, había presentado “una falla multiorgánica” y se encontraba con “asistencia mecánica respiratoria”.

El crimen de Olivares y de Yadón movilizó a las fuerzas de seguridad, que con gran celeridad ubicó a los ejecutores y detuvo a seis sospechosos, todos ellos integrantes de un mismo grupo de la comunidad gitana. Los dos principales acusados, que quedaron registrados por las cámaras ubicadas en inmediaciones de la Plaza de los Dos Congresos, son Juan Jesús Fernández (42 años), dueño del Volkswagen Vento gris desde donde salieron los disparos, quien fue detenido en la ciudad entrerriana de Concepción del Uruguay, y Juan José Navarro Cádiz (25). Este último, que está imputado como el tirador, fue apresado junto a su madre en la ciudad uruguaya de Paysandú. En la detención participó la agencia Interpol.

Fernández, Cádiz y el resto de los acusados por supuesto encubrimiento serán indagados nuevamente en la causa penal abierta en la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, ya que, tras el fallecimiento del diputado, el expediente fue recaratulado como doble homicidio agravado por el uso de armas. (Télam-Especial)

Comentarios