Yo te recomiendo: tres libros para disfrutar

José Lucas Aráoz. Es abogado y corredor inmobiliario. Tiene 42 años y muchos libros leídos en su haber. Dice que no le simpatiza la tecnología.

08 May 2019

1) LA CONJURA DE LOS NECIOS

John Kennedy Toole

Anagrama (365 PAGINAS)

Lo elijo porque...

John Kenedy Toole es un desconocido autor estadounidense que se suicida a sus 32 años, aún antes de que su obra se diera a conocer. El personaje principal de esta novela, Ignatius Reilly, representa a un escritor tan patético y decadente como entrañable. Tanto él como su madre y su novia están perfectamente caracterizados y componen una ácida y genial comedia.

Fragmento de “La conjura de los necios”

“Vemos, pues, que incluso cuando la rueda de la Fortuna nos hace girar hacia abajo, se para a veces un momento y nos vemos en un pequeño ciclo positivo dentro de ese ciclo negativo más amplio. Ese universo se basa, por supuesto, en el principio del círculo dentro del círculo. De momento, estoy en un círculo más interno. Son posibles también, claro está, círculos más pequeño dentro de este círculo”.

2) BAJO EL VOLCAN

MALCOLM LOWRY

Tusquets (416 PAGINAS)

Lo elijo porque...

Malcolm Lowry narra en cientos de páginas un día en la vida de Geofry Firmin, un cónsul británico en México. Ese día se reencuentra con su ex esposa Ivonne. El alcoholismo lo lleva a considerar totalmente absurda su existencia y la vida, en general. El autor logra sumergirnos en el oscuro estado de ánimo de su personaje de manera brillante.

Fragmento de “Bajo el volcán”

“¡Qué fútil y vacuo es el mundo! Días llenos de instantes despreciables y empañados se suceden, con amargo ritmo rutinario se siguen una tras otra las noches inquietas y asediadas: el sol brilla sin esplendor y la luna sale sin luz. Mi corazón sabe a ceniza y con el llanto y la fatiga se me anuda la garganta. ¿Qué es un alma perdida? Es la que se ha desviado de su verdadera senda y anda a tientas en la oscuridad de los caminos del recuerdo...”.

3) PRETÉRITO PERFECTO

Hugo Foguet

Eduvim

Lo elijo porque...

Es un libro que se refiere a Tucumán. Y describe a la provincia como sólo un gran escritor puede hacerlo. La trama de la novela transcurre a fines de los años sesenta y tiene aportes históricos, discusiones filosóficas y una poesía hermosa, entre muchos otros elementos valiosos. Se trata de una obra de arte tucumana.

Fragmento de “Pretérito perfecto”

“Ahora comprendo: Dios es eterno porque no necesita recordar. El hombre también lo sería si no remara contra la corriente. Lo sabio y juicioso es flotar, abandonarse al curso del río y seguir sin vueltas. El recuerdo -la búsqueda del pasado- frena el deslizarse en las ondas oscuras de la vida. La existencia es fluir, es movimiento -espacio y tiempo-; es como un film y los recuerdos qué cosa son sino fotos fijas, vida congelada”.

Comentarios