Cartas de lectores

03 May 2019

Mucho más que un Congreso

La semana pasada los docentes asistimos al III Congreso Internacional de Educación, pero fue mucho más que eso. Aquí es importante ver lo que subyace: una política de Estado que cree que la inversión en educación es primordial para lograr la meta de justicia educativa, elemento “sine qua non” de cualquier proyecto que se precie de tener como objetivo la inclusión y la calidad educativa. Poder aprender de especialistas, nutrirnos de prácticas validadas a nivel mundial o que estudiantes de secundaria asistan a experiencias que los empujen a creer que un sueño se hace realidad si hay esfuerzo y constancia, no puede pasar desapercibido ni caer en la vorágine de la coyuntura. En tiempos de crisis y de ajuste la inversión en educación no es una necesidad, es un imperativo. Al docente hay que darle las mejores herramientas, y ellas deben ser gratuitas, universales y de calidad.

Pablo Guillermo Sosa

[email protected]

100 años de luz y fuerza

El Sindicato Luz y Fuerza de Tucumán acaba de celebrar sus primeros 100 años al servicio de los trabajadores. Fue un 29 de abril de 1919 la fecha de su creación. Es una de las organizaciones gremiales pioneras en nuestra provincia, donde un conjunto de trabajadores que prestaban servicios en lo que era la incipiente aparición de la energía eléctrica, empleados de la empresa de electricidad de nombre ex Compañía Ítalo Argentina de Electricidad (CIAE), vislumbraron la posibilidad de nuclearse a través de una organización gremial. Así nació Luz y Fuerza de Tucumán. Los propietarios de la empresa eran ingleses. La usina más importante era la Central Hidroeléctrica Quebrada de Lules, pero también unas cuantas centrales más pequeñas en la capital e interior de la provincia, que producían el fluido eléctrico. Incluso energía eléctrica en 440 Volts C.C. para la red tranviaria. Esa energía hacía su aparición en la sociedad y ya sus trabajadores habían logrado sindicalizarse para regular la actividad laboral, para cuidar y velar por quienes trabajaban en algo tan novedoso como fue la aparición de la electricidad. A partir de allí, del esfuerzo ante la resistencia patronal propios de la época, comenzó a desarrollarse el gremio. En 1947 se nacionaliza  y pasa a denominarse Agua y Energía Eléctrica. Todo su personal estaba agremiado; y este crecía. Nace luego la Federación de Luz y Fuerza, y el gremio de Tucumán acompaña la gestión nacional. En el centenar de años de su existencia pasaron muchos dirigentes. Los hubo muy buenos, buenos y otros no tanto. En lo personal, me tocó participar en la década del ‘60 en sus filas. Jamás se habló de política. En los secretariados había compañeros de distinto tinte político. A finales de la década del ‘80, se comienzan las obras para la construcción de “la casa propia”, la que fue edificada con el aporte del 2% de los haberes del trabajador. Hoy luce nuevamente en calle 9 de Julio al 200. Desde este espacio cedido muy gentilmente por LA GACETA deseo expresar mi beneplácito por tener un gremio normalizado.

Hugo César Navarro

[email protected]

Legisladores acusados

¿Se habrán tapado la cara con las dos manos? ¿Habrán sentido vergüenza cuando leyeron las denuncias de la ex jueza Lenis de Vera publicadas en LA GACETA del día 09/04/19, acusando a los legisladores, con nombre y apellido, de haberse enriquecido con los dineros del Estado que pagamos los vecinos? Con ese dinero que debía ser destinado a obras que mejoren el aspecto de una ciudad ordenada y limpita, para que los turistas que nos visiten se lleven una buena impresión. Esta histórica ciudad, donde se declaró la Independencia, con sus bellezas y paisajes, parece que a sus gobernantes no les interesa conservarla: la cantidad de problemas que a simple atraen la mirada de quienes la caminan diariamente, con sus veredas rotas, la cantidad de basura acumulada en todas sus calles que afean y contaminan el ambiente. Sólo les interesa asegurar su futuro y el de su familia, usando los dineros a su antojo para enriquecerse, como consta en la denuncia de la ex jueza. Algunos de ellos siguen en sus cargos como su hubiera pasado nada. La Justicia debería investigar y aplicarles un castigo severo y no permitirles ocupar ningún cargo en la función pública, si es verdad lo que dice.

Juan Carlos Monasterio

Pje. Luis Beltrán 1.452 San Miguel de Tucumán

Pactos de caballeros

El último año que Argentina mostró índices estructurales decentes de inflación, pobreza, desempleo, inseguridad, entre otros espejos de calidad de vida fue 1974 (LA GACETA, 20/4). Hasta el 1 de julio de ese año, el presidente de los argentinos se llamó Juan Domingo Perón; estadista, a quien el mercado especulador y usurero lo derrocó en el ‘55. Por aquellos años, los adictos al odio escribían ¡Viva el cáncer!. Fueron 25 años de proscripción, que de nada valieron. Volvió y “veni, vidi, vici”. Aquel odio se mantiene; niegan lo sucedido a Néstor, se burlan de la salud de Florencia y ponen reparos para que su madre, Cristina, la visite en el lugar donde tratan su enfermedad. ¡Vaya humanidad! Y todo por apenas rozarles sus intereses económicos. Ni aquel canciller alemán de bigote chaplinesco fue tan perseguido. Los que comulgan con los caballeros del saqueo, que dicen “El salario es un costo”, “El trabajador debe ganar lo mínimo por lo que hace”. Intenten entender, si el odio les permite y las neuronas también, que el trabajo es el primer eslabón en la cadena de bienestar de la familia, que a su vez es la mayor riqueza del trabajador. Trabajo genuino, no timba financiera. ¡No!. Hubo años de política y economía que impactaron al pueblo. Año 1949: J. D. Perón pagó la totalidad de la deuda externa, y declaró la independencia económica. Año 1956: Derrocado J.D.Perón, Argentina volvió al FMI; perdimos soberanía y dignidad. Año 1965: En el gobierno de otro estadista, Arturo Illia, bajó el endeudamiento; no se pidieron préstamos; por eso lo derrocaron. Año 1982: La ignominia; con Cavallo al frente, se estatizó la deuda externa privada, la de los hidalgos caballeros: U$S 15.000 millones que pagó “Juan Pueblo”. Año 2005: Néstor Kirchner negocia la deuda, paga a los buitres y sale del FMI. Año 2019: Con la mayor fuga de capitales, Cambiemos nos endeuda en millones de dólares; estamos “empernados” in aeternum. Hoy, los caballeros que dicen ser gobierno y los tres caballeros que realmente mandan, firman pactos de caballeros respecto a “precios esenciales”; ninguno lo cumple, por supuesto. ¿Dónde quedó eso de “entre bueyes no hay cornadas”? Por todo lo que pasa, los trabajadores, científicos, artistas, niños, ancianos y vulnerables, en general, le suplico al poder real que no fugue más capitales a paraísos fiscales en su adicción a la timba financiera. ¡Regrésenlos! ¡Paren, por favor! ¿Todavía no están satisfechos? Son siglos haciendo haciendo lo mismo. ¿Hasta cuándo, mercado insaciable, seguirás abusando de nuestra paciencia? ¡Basta de inducir que las crisis y lo malo que nos sucede es culpa de la política y de los políticos! Todos y cada uno de los derechos que tienen los pueblos costaron y cuestan  sangre y vida de dirigentes, tanto políticos como gremialistas. El 1 de mayo es una muestra de ello. Asimismo, los que estigmatizaron a dirigentes políticos, diciendo, entre otras cosas, que es fácil serlo. Aprovechen el año electoral, hagan campaña proselitista, sean gobierno y vivamos el mundo soñado.

Hugo Vallejo

Manuel Estrada 3.850, San Miguel de Tucumán

Sucursal bancaria

La sucursal del Banco Nación Argentina ubicada en la intersección de las avenidas Sarmiento y Juan B. Justo -conocida como Esquina Norte-, cuenta con un espacio totalmente reducido, a tal punto que los jubilados forman su fila para ingresar fuera del edificio, y aún bajo la lluvia. Una vez ingresado al local, un oficial de policía le entrega un número, y desde ese momento debe esperar a ser llamado por dicho agente para recién poder acceder a la caja que abona el miserable sueldo. Los jubilados discapacitados también deben esperar a ser llamados, de acuerdo con el número que les tocó en suerte. El día 29 de abril pasado (el lunes último), un discapacitado se orinó en el salón y el policía le pidió que se retire unos metros de donde estaba parado. El jubilado se negó y se generó un incidente entre ambos, que se generalizó entre los presentes contra el policía. Los motochorros, fuera del banco, van eligiendo quién es más débil para actuar y “arrebatarlo”. Empleados y ancianos sufren por igual esta atrocidad. Aclaro que yo ya fui asaltado. El edificio fue inaugurado en el año 1978. ¿Qué imposibilita destinar un lugar adecuado para evitar todos estos problemas?

Carlos Ramón Sandoval

[email protected]

Día del trabajador

A pesar que la situación del trabajador es adversa en Argentina, debido al duro momento que atraviesa el país, el 1 de Mayo es un día importante para los que dignamente se ganan la vida a base de esfuerzo y sacrificio. Los trabajadores directamente perjudicados por un gobierno insensible, que mediante medidas extremas los ahoga, siguen aguantando la crisis para no perder lo único que los dignifica. El puesto, o el trabajo, no solo es el que les da de comer mediante el salario; el puesto es una imagen para los hijos; el puesto es la garantía de que existe un camino plagado de buenos ejemplos, ante la maldita tentación que padecen muchos viviendo en contramano de la ley. A esos que se levantan temprano y descansan tarde les digo: ¡Feliz día, compañeros, la lucha es eterna! ¡Por el pueblo argentino, salud!

Williams Fanlo

[email protected]

El reglamento legislativo

Los abajo firmantes, Elena Mainardi, Norah Castaldo, Miguel Isas, Luis Vides Almonacid, Horacio Saleme, Horacio Martínez, Ricardo Marengo y Esteban Ricardo Sanz, manifestamos nuestra total adhesión a la propuesta realizada por el lector Luis Iriarte, expresada en su carta a LA GACETA del 30/04/19 -titulada “Propuesta”, donde sugiera modificar el Reglamento del Poder Legislativo de Tucumán-, ya que plasma el sentir de una mayoría silenciosa de la ciudadanía.

Esteban Ricardo Sanz

[email protected]

Debate público de candidatos

Como tucumana interesada en la buena salud de la democracia, solicito a los candidatos que aspiran a gobernar nuestra provincia someterse a un debate público. Tenemos derecho al acceso a la información y queremos conocer las propuestas de quienes dirigirán los próximos cuatro años. En mi opinión, el debate público de candidatos es necesario en una sociedad democrática, y un avance enorme para la cultura política provincial.

Emilse F. de la Torre

[email protected]

Un país en terapia intensiva

Hace mucho, mucho tiempo, que se dice que el país está en terapia intensiva. Realmente, es muy fuerte para sobrevivir pese a la violencia, a las agresiones, a la intolerancia, a los graves errores que cometemos los argentinos, jamás satisfechos, siempre atacando, cercenando la libertad de expresión, atentando contra la libertad propia del ser humano. ¿Quién es este señor que me castiga por pensar como pienso? ¿Quién es aquel otro que menosprecia mi capacidad de elegir, de decidir, de actuar? No nos engañemos. Defenestrar al gobierno nacional como el culpable de todos los males que supimos permitir, es como ir al nutricionista con 100 kilos y decir:  “Doctor, es lo mucho que comí este último mes”. No amigo, engordar es un proceso que se va gestando, lenta e inexorablemente, cuando uno se extralimita en la ingestión, como este paciente en terapia bombardeado por el odio, el resentimiento, la irrespetuosidad . Y así como para perder el sobrepeso necesito conductas a largo plazo y no dietas mágicas de una semana, o de la Luna o de lo que fuera, así también el país necesita políticas seguras y pensadas para funcionar más allá del hoy. Este espacio que nos brinda generosamente LA GACETA es una muestra cabal de la grieta, maldita grieta, que nos divide. Y mientras tanto el paciente sobrevive. Y nada, salvo estos paros horrorosos, lo detiene. Pensemos en celeste y blanco. Reflexionemos  para no echar culpas del ahora que viene forjándose, mal forjándose, desde hace tiempo. Revisemos la historia que tanto enseña. Ningún problema se soluciona castigando al que piensa distinto. Deseemos, con todo nuestro se, que al gobierno le vaya bien, porque si le va mal, todos vamos a permanecer en terapia. Colaboremos en paz, desde cada lugar que ocupemos. Dejemos ser, y en el momento del voto, esa sagrada participación de cada uno en los destinos del país, en silencio y con total convicción, decidamos. ¡Argentina, te queremos!. Ese debe ser el sentimiento nacional, más allá de las ideologías.

María Estela López Chehín

24 de Septiembre 1.431

Concepción


Comentarios