“Subió, me dijo buen día y me puso el cuchillo en el cuello”

El chofer de un colectivo urbano sufrió un ataque cuando empezaba su recorrido El colectivero de la línea 9 contó que el desconocido le dio un puntazo en el brazo, al no hallar nada para robar.

24 Abr 2019
1

CASOS. En la línea 9 aseguraron que “viven asaltando” en la zona de la Viamonte, en la capital. la gaceta / foto de analía jaramillo

“El chico subió, me dijo buen día y me puso el cuchillo en el cuello”, relató David Ruiz, de 31 años, chofer de la línea 9, quien fue brutalmente agredido ayer cuando hacía su recorrido en Villa Muñecas. El ataque ocurrió cerca de las 6 en la esquina de Isabel la Católica y Viamonte, en la capital.

“Era el primer pasajero. El muchacho subió al coche y me amenazó pidiendo que le entregara todo. Yo no tenía nada y se lo dije”, contó el chofer. “Primero me puso el cuchillo en la oreja y eso me lastimó. Después, abrió el bolso y se dio con que no había nada, sólo un paraguas y el trapo con el que limpio el vidrio”, continuó. Además dijo que el ladrón, al no encontrar nada para robarle, le dio un puntazo en el brazo. “El chico se bajó rápido. Yo no quise ni mirar y aceleré el vehículo. Fui hasta la terminal y ahí me ayudó la encargada del bar de nuestra parada junto a otro compañero”, expresó.

Marcela Gómez, la mujer que auxilió a David y atiende a los choferes de la línea 9 preparándoles el desayuno y almuerzo, contó que le llamó la atención cuando vio que el colectivo que era conducido por Ruiz, desviaba su recorrido en la calle. “Lo primero que hice fue ver qué pasaba. David sangraba mucho en el brazo, y lo ayudé. Me contó que un joven se subió unas cuadras atrás y lo agredió con un cuchillo. Tenía cortes en varios sectores de la cara y cuello”, relató.

“No es la primera vez que pasa algo así. Viven asaltando en toda la Viamonte. Nosotros estamos desde temprano y nos enteramos de todos los arrebatos. Los choferes sufren muchos robos. Gracias a Dios que no pasó a mayores lo de David”, añadió.

El chofer dejó en claro que no podría dejar su puesto de trabajo a pesar del temor. “Tengo familia y debo seguir trabajando”, añadió.

La avenida Viamonte en toda su extensión es “tierra de nadie”, según contaron los vecinos y comerciantes. “Es una zona muy insegura. Acá no tenemos policías ni nadie que esté cuidando en las esquinas. Vivimos viendo cómo roban en las paradas de colectivos”, señaló Fernando, empleado de una forrajería.

Marcos (pidió que su apellido también quedara en reserva), compañero de trabajo del chofer herido, contó que lo que le pasó a David es algo habitual. “Trabajamos en el turno de la mañana y realmente se pone peligroso. Una vez, a otro compañero le cortaron el brazo para robarle. Hay mucha inseguridad”, añadió.

César González, titular del gremio Unión Tranviarios Automotor (UTA), expresó que tienen pensado reunirse esta tarde con autoridades del Ministerio de Seguridad. “¿Qué está pasando con esta sociedad? ¡Dios mío!”, dijo. “Pediremos que pongan policías en esa zona, donde ayer fue agredido nuestro compañero David Ruiz, como hicimos en otras zonas. Esto es de nunca acabar, se soluciona un lugar y pasan a otro. Increíble”, agregó.

“Queremos botón antipánico en todas las unidades. El tema es que no les da tiempo de presionar el botón. Todo ocurre en segundos. Es lamentable”, dijo. “También pediremos cámaras de seguridad”, añadió.

Casos anteriores

En la última semana, se registraron cuatro robos en diferentes líneas de colectivo. No sólo el chofer fue víctima de agresión y asalto en esas situaciones, sino también los pasajeros.

El martes 16, en el sur de la ciudad, una adolescente de 16 años denunció que le quitaron la mochila cuando se dirigía al colegio en la línea 17. El hecho delictivo se produjo cerca de las 7 en la parada de Próspero Mena y Pasaje Vieytes.

Dos días después, David Medina, de 33 años, contó que cuando circulaba a bordo de un coche de la línea 6 por avenida Jujuy al 3.900 fue agredido por dos pasajeros con un cuchillo y le produjeron cortes en varias partes de la cara y mano. Los ladrones le sacaron la billetera con $ 1.500 y un celular.

Ese mismo día, pero en horarios de la siesta, Eduardo Ruiz, de 52 -chofer de la línea 3-, fue asaltado por dos motochorros cuando frenó el coche por un desperfecto. Los ladrones le robaron un teléfono y dinero.

Otro caso que se conoció en estos últimos días, fue el de Sofía González Lagoria, de 23 años, quien denunció el sábado que tres ladrones asaltaron el colectivo de la línea 3, mientras se dirigía a su casa. Se llevaron las pertenencias de todos los pasajeros.

Comentarios