Herida, pero en pie, la gran dama de París resiste

Más de 400 bomberos lograron aplacar las llamas en Notre Dame.

17 Abr 2019
1

ENTRE ESCOMBROS. Envueltos en llamas, los soportes de madera del techo de la catedral parisina se derrumbaron. Reuters

PARÍS.- Luego de una noche en la que más de 400 bomberos trabajaron 15 horas para aplacar las llamas, parisinos y turistas trataban de procesar la enormidad del desastre, pero respiraban aliviados al ver, aún en pie, los campanarios y el gran rosetón de la fachada de Notre Dame, catedral y símbolo de París.

El incendio que envolvió al edificio del siglo XII, considerado un ejemplo de arquitectura gótica francesa y europea, visitado por más de 13 millones de personas al año, fue accidental, consideró el fiscal público de París, Remy Heitz. Medio centenar de personas trabajan ahora en lo que se espera sea una larga investigación.

Desde el exterior, las imponentes torres de las campanas y los muros exteriores, con sus característicos arbotantes, seguían firmes, aunque parte del interior y la estructura superior se vieron afectados por el fuego. Los expertos evalúan cuán estables quedaron los muros y la estructura.

Las llamas avanzaron rápidamente por los soportes de madera del techo de la catedral, donde se estaban realizando importantes obras de renovación en la aguja, de 93 metros de altura.

Los mensajes de condolencia llegaron desde todos los rincones del mundo. El Papa Francisco y la reina Isabel II expresaron su profunda tristeza por el siniestro.

Notre Dame es propiedad del Estado y ha estado inmersa en una amarga disputa entre el país y la arquidiócesis de París acerca de quién debía asumir los costosos trabajos de restauración de sus balaustradas desprendidas, gárgolas deterioradas y fachadas agrietadas.

Aún no se pudo evaluar cuánto costará la reconstrucción, dijo Bertrand de Feydeau, de la Fundación del Patrimonio, que trabaja en la protección de la herencia cultural francesa, pero es probable que ascienda a cientos de millones de euros. En 24 horas, empresas y autoridades locales habían comprometido más de 700 millones de euros para la reconstrucción.

La empresa a cargo de los trabajos de renovación dijo que cooperará con la investigación. “Cuando comenzó el fuego no estaba ninguno de mis empleados en el lugar. Respetamos todos los procedimientos”, manifestó Julien Le Bras, representante de la firma familiar Le Bras Freres. (Télam)

Comentarios