Cambiemos sufrió derrotas en las tres últimas elecciones

Desde la Casa Rosada estuvieron pendientes de los resultados que obtenían los candidatos kirchneristas más que en los propios.

15 Abr 2019
1

CAMBIEMOS. El Gobierno macrista sufrió tres derrotas seguidas. ARCHIVO

El Gobierno macrista sufrió este año una seguidilla de tres derrotas electorales consecutivas en las elecciones de Río Negro, Neuquén y Chubut. Tampoco fueron relevantes las actuaciones en San Juan y La Pampa. Cambiemos terminó tercero en la elección del gobernador rionegrino, y se conformó con lo que fue una contundente derrota del kirchnerista Frente para la Victoria.

En esta provincia, el candidato del FpV, Martín Soria, pidió perdón por esa derrota electoral a manos de Arabela Carreras, de la alianza provincial que lidera el gobernador Alberto Weretilneck, que permitió el ascenso de la primera mujer a ese cargo con el 52% de los votos. En tanto, la candidata oficial de Cambiemos Lorena Matzen, terminó en un alejado tercer puesto (con el 5% de los votos).

En Neuquén y La Pampa se impusieron expresiones locales no alineadas ni con Cambiemos ni con el kirchnerismo. El neuquino Omar Gutiérrez cosechó casi el 40% de los votos, desplazando al candidato apoyado por Cristina, Ramón Rioseco, con el 26% de los sufragios y aún muy por detrás al candidato de Cambiemos, Horacio Quiroga, que apenas acumuló 15% de los votos. La Pampa fue el que abrió el calendario electoral del año, pero en esas PASO no compitieron los peronistas y la atención se centró en la puja de Cambiemos: se impuso por 30 puntos el candidato del radicalismo, Daniel Kroneberger, sobre el protegido de Macri, el ex futbolista Carlos Mac Allister.

En el tercer test electoral, Cambiemos sufrió un durísimo revés. fue en las PASO de Chubut. Más de 100.000 personas no votaron en ese comicio provincial. El gobernador Mariano Arcioni de la coalición Chubut Al Frente, alineado con el peronismo federal, se impuso por un amplio margen, con el 31,8 % de los votos, el kirchnerista Carlos Linares, intendente de Comodoro Rivadavia, terminó como candidato para competir en las elecciones generales del 9 de junio.

En San Juan como en Río Negro el triunfo del oficialismo fue contundente. Sergio Uñac logró imponerse con 50% de los sufragios, marcando su continuidad al frente del Ejecutivo provincial. Pero en la provincia sureña, quien ganó fue el “delfín” del gobernador.

Ahora se suman a las evaluaciones las elecciones parciales de intendentes y jefes comunales en Córdoba y a las PASO que se desarrollaron ayer en Entre Ríos.

Comentarios