Se secuestran, cada vez, más “pepas” - LA GACETA Tucumán

Se secuestran, cada vez, más “pepas”

12 Abr 2019
1

OPERATIVO. Los federales allanaron la casa de “Perro Rojo” en 2017.

No es la primera vez que se realizan este tipo de medidas para desbaratar organizaciones que se dedican a la venta de drogas sintéticas para sectores de mayor poder adquisitivo.

Uno de los casos más emblemáticos se produjo en junio de 2017. En un operativo desarrollado por la División Antidrogas Tucumán de la Policía Federal, fue detenido en una vivienda de Asunción al 200, “Perro Rojo” acusado de dedicarse a la comercialización de sustancia para clientes vip.

El sospechoso, según informaron fuentes judiciales, será enjuiciado el 8 de mayo, si es que no se acuerda realizar un juicio abreviado como propusieron sus abogados. Durante el proceso, el imputado pidió que se lo declarara testigo arrepentido. Aportó datos para la investigación, los que nunca fueron confirmados por los investigadores, por lo que el acuerdo cayó.

El año pasado, por pedido de la Justicia Federal de Catamarca, Gendarmería Nacional realizó una serie de allanamientos en los que también se encontró troqueles de LSD.

Esa investigación derivó en la caída del clan Paradi, una organización que fue acosada del tráfico de drogas en grandes cantidades a varias provincias de la región. Actualmente varios hermanos esperan en una prisión ser enjuciados.

Las “pepas” secuestradas en los allanamientos realizados en la provincia tenían dos presentaciones: una en troqueles (como si fueran estampillas) y la otra en gel, que estaba envasado en pequeñas cápsulas ubicadas en un blíster.

Otros antecedentes

En marzo de 2011, personal de la Dirección General de Drogas Peligrosas encontró 15 dosis de LSD en un allanamiento que realizó en La Costanera. En octubre de 2015, por orden del juez federal Claudio Bonadío, se allanaron en vano dos viviendas en Yerba Buena, ya que se sospechaba que allí se podría encontrar esa sustancia porque existía un vínculo que las producía en Buenos Aires. En tanto que un año después, en la Terminal de Córdoba, los hombres de Gendarmería Nacional detuvieron a un tucumano que transportaba 20 troqueles en un ómnibus.

Sin embargo, los especialistas en adicciones desde 2009 venían advirtiendo del consumo de esta sustancia en la provincia. En 2013, por ejemplo, en base a un estudio que realizaron especialistas, se detectó que el consumo de LSD y éxtasis se había incrementado más de un 3% en un año.

Comentarios