"Threading": la ancestral técnica de depilación que llegó a Tucumán de la mano de Guzel Studio

Se realiza de forma manual, únicamente con un hilo de algodón y la destreza de las manos.

12 Mar 2019
1

DEPILACIÓN CON HILO. Una técnica surgida en Medio Oriente y el sur de Asia. FOTO ARCHIVO/LA GACETA

Guzel llegó a Tucumán para sorprenderte con esta técnica utilizada en todo el mundo: el “Threading” o depilación con hilo, es una ancestral técnica oriunda de Oriente Medio y sur de Asia. Se realiza de forma manual, únicamente con un hilo de algodón y la destreza de las manos.

Este mes de la mujer Club LA GACETA junto con Guzel Threading Studio te traen todos los miércoles un 30% de descuento en los servicios de modelado y diseño de cejas, tintenes para cejas y pestañas, lifting, depilación, y muchos más. Vení a mimarte en su sucursal de Santiago 614.

“El "threading" es más delicado para la piel, permite realizar un perlado perfecto a través de una mayor definición de las cejas, es más natural e higiénico y evita inflamaciones e irritación de la piel sensible. Además, no estira ni deja marcas, no usa ningún producto nocivo ni altas temperaturas”, detalló Carola Bilinkis, una de las dos dueñas de la marca.

Arte en familia

Esta novedosa idea nació en el año 2013, “somos dos socias, pero antes que socias, ¡Somos cuñadas!”, expresó Rita Brandao Neves, de nacionalidad portuguesa y la segunda dueña de la marca; vivió muchos años en Nueva York donde descubrió la depilación con hilo.

“Cuando mi cuñada se mudó a Argentina no encontraba donde depilarse las cejas con este método, así que en uno de sus viajes tomó un curso, aprendió y se convirtió en una experta”, contó Bilinkis, que por su parte siempre se dedicó a áreas comerciales y atención a clientes.

“La idea de emprender un proyecto juntas nos entusiasmó y fue tomando forma a partir de miles de encuentros y horas de trabajo, planificando cada detalle”, reveló la argentina.

Por todo este esfuerzo, Guzel cuenta hoy con 6 sucursales en Buenos Aires y una en Tucumán.

Extendiéndose al norte

“La sucursal tucumana está desde noviembre y tuvo una gran aceptación por parte del público; es algo novedoso y somos los únicos que lo realizamos en Tucumán; las invitamos a que pasen por nuestras instalaciones y sumen a esta original propuesta”, invitó Gabriela Bestani, representante de la sucursal en la provincia.

Para analizar, el nombre del local también tiene su trasfondo, Guzel significa “hermoso” en turco. 

“Por un lado, es un homenaje a la técnica y a todo lo que representa; lo tradicional y artesanal de un método que va pasando de generación en generación. Por el otro, relfeja los valores de nuestra marca; resaltar la belleza natural de cada uno, lo genuino, lo auténtico, más allá de cualquier tendencia o moda”, finalizó Bilinkis.

Comentarios