El partido con Boca marcará a fuego el destino de San Martín

Caruso piensa que el duelo con el "Xeneize" será crucial.

12 Mar 2019 Por Marcelo Androetto
1

UNA BUENA ALTERNATIVA. Nicolás Giménez fue uno de los puntos altos que mostró San Martín en Parque Patricios. Caruso tiene una opción más para armar el plan con el que intentará bajar al “Xeneize”. telam

“El partido con Boca nos va a marcar el destino”. La frase de Ricardo Caruso Lombardi es irrebatible, aunque seguramente estremezca el alma de los hinchas de San Martín, conscientes de que el próximo domingo a las 22 horas cualquier escenario será posible.

En Parque Patricios, LG Deportiva preguntó al entrenador si la “terapia intensiva” a la que había aludido en la previa de Huracán seguía su curso con igual pronóstico pese a la victoria. La respuesta no se hizo esperar: “Seeee, pero el partido con Boca nos va a marcar el destino, y justo un Boca que viene muy entonado, un equipo muy difícil, pero bueno nosotros también somos difíciles”.

Obviamente, con los vitales tres puntos cosechados en el Palacio Tomás Adolfo Ducó en el bolsillo, Caruso ponderó positivamente que el “Santo” nuevamente dependa enteramente de sí mismo para esquivar el descenso. “Claro, si sacamos los nueve nos salvamos, con siete habría que ver cuánto sacan los demás. No es tan fácil tampoco, es muy difícil, pero bueno, todo puede ser…”

Ese “todo puede ser” describe a la perfección lo que puede pasar el domingo en La Ciudadela. Que va desde lograr un impulso decisivo hacia las alturas del milagro, en caso de vencer al “Xeneize”, hasta la consumación misma de la pérdida de la categoría, si San Martín cae y los resultados de sus competidores –que jugarán previamente en la fecha- lo terminan empujando al abismo no deseado.

Consultado sobre cómo trabajará el aspecto anímico, teniendo en cuenta la presión a la que se verán sometidos sus jugadores frente al conjunto de Gustavo Alfaro, el entrenador “santo” sostuvo: “Ahora hay que trabajar menos en eso; cuando hay un buen resultado los jugadores están más tranquilos, les da el dejo de seguridad de pensar ‘viste que estamos bien, que podemos jugar contra cualquiera, que podemos ganar’. Es muy importante, porque nos faltan tres finales”.

Y el DT, a veces con cierto desparpajo, con sus modos polémicos, incluso con sus “artimañas” (el pedido a Luciano Pons de que se tirara para que ingresara el carrito antes de salir, a la vista de todos, por caso), sabe que ese “destino” que marcará el partido con Boca también depende de él, de su lectura previa del partido y de sus “apuestas”. Frente a Huracán, adelantar a Hernán Petryk al medio y poner a Juan Orellana de lateral, le salió bien, al igual que la inclusión de Nicolás Giménez o la elección que hizo de los atacantes.

“A Bieler no lo puse porque opté por otro tipo de delanteros, que vayan a correr más, Claudio es más técnico, fue un cambio táctico nomás. A Orellana lo vi en una práctica y le pedí que me jugara de cuatro y anduvo muy bien. Fue un buen invento, je. Lo mismo (Tomás) Federico, que entró en el segundo tiempo. Y en el banco estaba Lucas González, otro chico que debutó contra Agropecuario. “Si algún jugador me gusta lo meto, total no perdemos nada. Es importante también descubrir jugadores en Tucumán, al club le viene muy bien”, se felicitó a sí mismo Caruso.

¿Qué hará ante Boca, ahora que recuperará varios jugadores? Caruso tiró algunas pistas. “Al ‘Droopy’ (Rodrigo Gómez) lo recupero por la suspensión y después los demás no sé, ‘los Costa’, ‘los Arregui’, no sé, no tengo ni idea. Vamos a ver durante la semana quién puede. Yo veo cómo están todos. Prefiero poner un jugador que sea menos técnico, pero que esté bien físicamente para afrontar este tipo de partido”.

Y dejó una última frase en relación a ese “destino” venturoso que intentará forjar junto a sus dirigidos desde el entrenamiento de hoy hasta el pitazo final del domingo. “Boca es bravísimo, pero quién te dice, por ahí metemos una y lo aguantamos un poquito; lo que sí, tenemos que tratar que no nos hagan goles”.

A trabajar
A las 17.30, en el complejo “Natalio Mirkin”, el plantel “santo” volverá a las prácticas pensando en el juego con Boca. Caruso intentará recuperar a los lesionados.

Viene con todo
Esteban Andrada, Iván Marcone y Darío Benedetto, convocados a la Selección, se sumarán al grupo el lunes. Así, el “Xeneize” llegará con toda su artillería a Tucumán.

Alternativas
Ayer AFA dio a conocer los emparejamientos arbitrales para la fecha 23. Así, se supo que de entre Mauro Vigliano y Diego Abal, saldrá el juez para el duelo contra Boca.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios