Claves sobre el día después de la sentencia

27 Feb 2019

¿El crimen de paulina sigue impune?

Sí. Porque Roberto Luis Gómez (foto), el único imputado por el secuestro y el crimen de la joven, fue absuelto por la Sala III de la Cámara Penal. Los jueces sí pidieron que se abran investigaciones respecto de César Soto (la pareja de la víctima) y Sergio Kaleñuk (mencionado en la línea de los “hijos del poder”) por el hecho.

¿Cobró fuerza la hipótesis de los hijos del poder?

No. En realidad, nunca estuvo descartada del todo. El fiscal Diego López Ávila manifestó que no podía sostener esa hipótesis y que esperaba que en el juicio surgieran indicios, lo que finalmente ocurrió en contra de Kaleñuk. En la etapa de investigación lo único que sí se descartó es que la joven haya muerto al caerse de una mesa (se comprobó que fue ahorcada) durante una fiesta en El Cadillal. No se logró obtener un indicio que confirmara esta teoría.

¿Se comprobó el encubrimiento?

Sí y por ese delito fueron condenados Eduardo di Lella (ex secretario de Seguridad), Hugo Sánchez (ex jefe de Policía), Nicolás Barrera (ex subjefe de Policía), Héctor Brito (ex jefe de la Unidad Regional Norte) y Waldino Rodríguez (ex policía de Raco). Pero además, los jueces pidieron la investigación de por otras personas que podrían haber cometido este delito.

¿Quiénes son los nuevos sospechosos?

La lista es extensa, pero se destacan Virginia Mercado (la persona que vio por última vez a Paulina con vida), Gustavo “El Gordo” González (barrabrava de Atlético), Rubén Urueña (organizador de espectáculos) y Juan Cruzado (el remisero que dijo haber llevado a Paulina y que después se supo que había hablado con la Policía antes de contar esa versión), entre otros.

¿El fallo tuvo ruido político?

Sí. José Díaz (foto), actual jefe de Policía, y el senador José Alperovich quedaron al borde de ser investigados por haber avalado el ascenso de Enrique García, el comisario de Raco que fue condenado por haber cometido irregularidades en el hallazgo del cuerpo. Por esa misma razón podrían ser imputados Mario López Herrera (ex ministro de Seguridad) y Di Lella, ya que ambos rubricaron el decreto con el que fue ascendido el oficial condenado. También quedó comprometida Lilia Moyano, ex perito de la Policía que estuvo a su cargo la recolección y conservación de muestras y que actualmente se desempeña en el Ministerio Público Fiscal.

¿Hay más policías involucrados?

Sí. En realidad, de los 28 pedidos de nuevas investigaciones por encubrimiento o falso testimonio que ordenó el tribunal, 15 son para personas vinculadas a la fuerza. Dos están en actividad: Díaz (titular de la fuerza) y Arturo Polli (perito). El ex subjefe Francisco Picón renunció a su cargo horas antes de que se anunciara que sería investigado.

¿Que pasó con los condenados?

Por orden del tribunal, cuatro de los cinco condenados pasaron la noche en un calabozo. Brito y Barrera (fueron alojados en el ex Comando), Di Lella (en las celdas reinauguradas recientemente de la comisaría de Lules) y Sánchez (volvió al calabozo que ocupa desde hace meses en la División Antidrogas Tucumán de la Policía Federal). Los defensores presentaron habeas corpus para que sean dejados en libertad. Los magistrados pidieron prisión preventiva por un año o hasta que el fallo quede firme.

Comentarios