Ortega se recuperó ayer de su choque del viernes con una muy buena serie

Cambió su suerte.

24 Feb 2019
1

RECUPERADO. El Renault Clio sufrió varios daños tras dar con el paredón, pero el equipo MG-C lo volvió a poner a punto, con lo que Pablo Ortega lo disfrutó. fOTO gentileza DE DARÍO GALLARDO

De un viernes a la noche vivido con la preocupación de una rodilla inflamada y el enojo por saber que le había dado trabajo extra a su equipo para recuperar su auto, Pablo Ortega pasó ayer a una cara de satisfacción por su muy buena serie. En pocas horas, el piloto del Renault Clio que alista el MG-C despejó su panorama y se apunta para asumir protagonismo en la final que la Clase 2 del Turismo Nacional tendrá hoy desde las 12.30 en el autódromo del Parque La Pedrera, de Villa Mercedes (San Luis).

“Pabloso” clasificó 5° en la primera batería, luego de haber largado 11°; con ello, se aseguró el 9° cajón en la grilla, para una carrera programada a 15 vueltas y que se verá por la Televisión Pública.

El viernes, su Clio pisó aceite, siguió derecho y pegó contra el muro. A él se le quedó atrapado el pie izquierdo entre los pedales de embrague y freno. Y con el golpe se le giró la rodilla. Fue llevado a un hospital. Ayer, todo cambió. “Hice una buena serie. La corrí muy tranquilo, tratando de no cometer errores. Luché bastante con Sebastián Pérez, lo que me impidió intentar buscar a quienes iban adelante. El auto fue recuperado en gran forma por el equipo, funcionó muy bien, y yo me sentí bastante recuperado después de lo vivido el viernes. Pienso que la final va a ser entretenida. La prioridad será sumar puntos”, aseguró Ortega.

El segundo mejor tucumano en las mangas fue Maximiliano Bestani (Nissan March), pese a haber recibido una sanción de dos lugares por un toque a Joel Gassmann, apenas se ordenó la largada. En pista, había sido 5°. “No estoy de acuerdo con la sanción. E la maniobra con Gassmann, él se cierra y yo tenía el auto puesto. Después tuve un par de roces con Nicolás Posco, fue una lucha intensa. Para la final haremos algún toque para mejorar la tracción. Por lo demás, el auto está muy bien. A la final tengo que correrla con calma, porque el que comete un error lo pagará caro”, aseguró “Maxi”.

Mientras tanto Facundo Rotondo, con Ford Fiesta, culminó 15° (saldrá hoy 29°). Y Juan Pablo Rotondo, con otro Ford Fiesta del equipo DG, abandonó y no fue clasificado. Saldrá desde una posición de retaguardia.

La pole fue para Gastón Grasso (Toyota Etios). Hoy, en la final prevista en el trazado de 4.368 metros, tendrá a su lado al santafesino Ever Franetovich (Fiat Palio).

Comentarios