XXL Irione: un rapero que cuestiona las letras misóginas - LA GACETA Tucumán

XXL Irione: un rapero que cuestiona las letras misóginas

Rimas con rapidez y espontaneidad.

15 Feb 2019
1

Por si hiciera falta, los premios Grammy han consagrado recientemente el rap otorgándole uno de los máximos galardones.

Pero no han hecho más que mostrar una realidad: el rapero XXL Irione, que tiene 150 millones de reproducciones en Youtube, cuenta que ahora el 50% de lo que se pasa en las radios es reggaetón y rap, y esto ocurre a nivel mundial, asegura. Otro paso en esa dirección fue la incorporación de este género en la grilla del festival de Cosquín Rock hace un par de años.

XXL Irione brindará esta noche un show, que estará precedido por músicos locales como teloneros. Estos fueron votados por los tucumanos en un concurso que se hizo en las redes sociales.

“Estoy en una buena posición, pero esto fue logrado con mucho trabajo, sacrificio y sin sacar los pies de la tierra. Hubo que bancar muchas cosas, porque vengo desde abajo”, le dice a LA GACETA durante una entrevista.

Y mientras emprende la gira, salió un nuevo videoclip, un single titulado “La he vuelto a ver”. XXL Irione recuerda que además de músico es obrero, más precisamente operario electromecánico de una fábrica cercana al Riachuelo.

Hace pocos días escribió en su cuenta: “Si quiero, hoy, puedo estar en el vip del boliche que quiero. Pero no puedo, mi personalidad me tira a estar rodeado de mi familia, amigos íntimos, o simplemente caminar”.

Esta será la tercera vez que el rapero actúe en esta ciudad.

- ¿De qué hablás en tus letras?

- Hablo de muchas cosas personales, de algunas que me pasaron, pero también de otra gente, porque no canto para mí, sino para todo el mundo. Trato de motivar para la superación y me cuesta olvidarme de que la vida es una. Pero me acerco mucho a los chicos... no cualquiera se tatúa con mi nombre; es algo que me impresionó. El rap es para eso, no sólo para protestar sino también para hablar de cosas de la vida y sufrimientos y miserias que todo el mundo siente, sin importar la condición social; lo mío pasa por la bondad y por ser amable. Algunos pueden decir que yo digo las cosas de manera violenta, pero yo la llamo directa. Prefiero comunicar con total realismo y sinceridad. Mis seguidores tienen edades muy distintas, vienen personas de 60 años y hasta chicos chiquitos.

- Hay temas complicados...

- Pero aguantando los trapos, como diría mi amigo Pepo. Pasé cosas difíciles, mi vida podría ser una serie de Netflix, pero aún me toca estar de este lado, del lado de la oscuridad, aunque siempre luche del lado de la luz.

- No se trata bien a las mujeres y hay mucha violencia en el rap y otros géneros...

- Yo siempre estuve abocado a la lucha de las mujeres, mucho antes de que el tema esté en la agenda; defiendo su espacio y me gusta que participe, algo que se está logrando gracias a la lucha. Soy del rap, pero no quiere decir que esté de acuerdo con muchas cosas. Estoy en contra de esas letras misóginas y machistas. Soy parte de esa diversidad. Creo que también debemos educar en lo que no hay que hacer. La verdadera batalla está en divertirse a través de la burla y no en esas riñas que están de moda (batalla de gallos), que son todo un espectáculo. Estoy más ocupado en el estudio de grabación.


- ¿Hay alguna fórmula para el rap?

- Rapidez, repentismo, espontaneidad, improvisación... hay que ser muy convincente y no hacer lo mismo que todos, encontrar la rima y en el momento es fundamental. Soy muy sincero con lo que digo y entiendo que eso se reconoce. Aunque el rap dejó un poco su esencia y se hizo más apto para todos, es lo más crudo. Y la voz pasa al frente, por eso lo elegí; a través del skate conocí el rap, el hip hop de los ‘90. Uno hace estas cosas porque le gusta, y si a la gente también, será bienvenida.

ACTÚA HOY

• A partir de las 19, en Santos Discépolo, La Rioja 219.

Comentarios