“Pensaron que no salía vivo de esto", dijo el hermano del futbolista tucumano herido en Palermo

Un joven de 26 años habría discutido con el ex novio de su actual pareja a la salida de un local bailable en Buenos Aires.

12 Ene 2019

“Mi hermano perdió mucha sangre y podría haber muerto”, expresó Nazareno Décima hermano de Leandro, el futbolista tucumano de 26 años que fue baleado al salir de un boliche en Palermo el pasado lunes 7 a la madrugada. “Recibió tres disparos en las piernas. Gracias a Dios no le pegaron en algún hueso porque podían explotar”, dijo. El muchacho se encuentra estable y este jueves le quitaron el respirador.

El joven había salido a bailar con su pareja y unos amigos el pasado domingo por la noche, al lugar bailable “Groove” en Palermo, provincia de Buenos Aires, y se habría encontrado con el ex novio de su pareja, según el joven. Los muchachos habrían tenido una discusión en la puerta del boliche, y el sospechoso habría sacado un arma con la que disparó contra Décima cuatro veces.

El hecho

LUGAR DEL HECHO. La víctima recibió los disparos en un boliche de Palermo

“El agresor hizo cuatro tiros pero tres de ellos impactaron en las piernas de mi hermano. Dos en la pierna derecha y uno en la izquierda”, comentó el hermano de la víctima. “El cuarto tiro impactó en el garaje del boliche”. Asegura que este joven estaba acompañado por otras personas que no puede reconocer pero que ayudaron en el ataque. “Un auto lo estaba esperando, se subió, sacó el arma y comenzó a disparar”, comentó Décima.

Su familia contó que, al demorar la ambulancia en llegar al lugar, un joven que estaba fuera del boliche se quitó la remera e hizo un torniquete en la pierna derecha del muchacho para frenar la sangre. “Todo el mundo pensó que mi hermano no salía vivo de esto, todo el tiempo nos preguntan por él”, dijo. Contó que el futbolista perdió mucha sangre y estuvo al borde de la muerte. “La ambulancia tardó mucho en llegar, mi hermano estuvo tirado en la vereda muchas horas. Llegó al hospital recién a las 11.30”, agregó. El muchacho fue trasladado al hospital Rivadavia y quedó internado en coma farmacológico.

Según datos oficiales, el chico entró al quirófano dos veces en el mismo día. “La primera cirugía duró como dos horas y sufrió un paro. Mi hermano tuvo que ingresar nuevamente a cirugía por las complicaciones y pudieron colocarle un stent. Esa última operación fue como de ocho horas”, comentó. El primer parte médico que recibió la familia esa misma noche no fue alentador y produjo mucha preocupación, según el joven. “Una de las balas le tocó la arteria aorta y eso produjo que mi hermano pierda cuatro litros de sangre. Había que actuar rápido”, expresó el muchacho. Según informó la familia, el joven se encuentra estable y en recuperación. “Su recuperación será larga”, dijo el hermano de la víctima. Contó que están agradecidos por la labor del plantel médico que atendió desde el primer minuto a su hermano.

Su historia

FAMILIARES. Nazareno Décima, hermano del futbolista agredido

Leandro Décima viajó desde Tucumán a Buenos Aires hace 7 años para cumplir su sueño como futbolista profesional, según contó su familia.

El joven fue parte del equipo de Chicago por un tiempo hasta que aceptó una propuesta de un club del norte de Italia. Según los familiares, el muchacho no pudo estar lejos de su familia y volvió al país. Décima decidió instalarse en la provincia de Buenos Aires en busca de nuevas oportunidades.

“Es un chico sano, no sale nunca. Nos pareció raro que vaya esa noche al boliche y que además se encuentre con este hombre”, comentó su hermano. “Vinimos a Buenos Aires apenas nos enteramos. Queremos estar con mi hermano hasta que se recupere y no nos moveremos de acá”, expresó.

Comentarios