El valor de la victoria de San Martín crece día a día

El "Santo" se transformó en el cuarto equipo en la historia del fútbol argentino en revertir un 0-2 en un clásico, jugando de visitante.

04 Dic 2018 Por Bruno Farano
1

CARAS DE FELICIDAD. Los jugadores de San Martín saludan a la cámara de LG Deportiva mientras se dirigen hacia la cancha número 1 del complejo “Natalio Mirkin”. García, celebra y Arregui hace el “3” con sus dedos, en referencia al resultado del clásico. LA GACETA / FOTO DE Antonio Ferroni

“Levantamos varios partidos en este torneo como contra Racing o con Patronato. Pero este es especial”. La frase corresponde a Luciano Pons, autor del gol que puso en carrera a San Martín en el clásico contra Atlético y fue enunciada minutos después del heroico 3-2. “Un clásico siempre tiene algo extra”, agregó el autor del 1-2, en un momento clave del duelo.

Sus palabras quedaron en el aire, pero fueron tomando color, calor y peso específico con el paso de las horas. Porque cada segundo que pasa hace más grande la victoria que consiguió el “Santo” en 25 de Mayo y Chile. A lo de dar vuelta una historia que parecía sentenciada para quedarse con el primer duelo tucumano por la Superliga; lograr la primera victoria como visitante en el torneo o negarle la chance de ser líder del torneo a su archirrival, ahora aparecen más datos que endulzan los oídos de cualquier fanático de La Ciudadela. El triunfo “santo” del sábado entró también en la historia del fútbol argentino por ser la cuarta vez que un equipo revierte el marcador en un clásico jugando de visitante, luego de estar 0-2 en el marcador.

Sí, un detalle más que deja más en claro lo que significó para el “Santo” lograr quizás la victoria más importante en la historia de los enfrentamientos mano a mano con su clásico rival.

“Es una felicidad increíble porque todo se dio como en un sueño. Íbamos perdiendo por dos goles y lo levantamos con carácter y buen fútbol. La verdad es que con estos compañeros voy a la guerra”, aseguró Lucas Acevedo, el encargado de nivelar el duelo con un cabezazo de pique al suelo que dejó sin chances a Cristian Lucchetti.

“Es muy lindo saber que con esta victoria quedaremos en la historia del máximo duelo tucumano. No bajamos los brazos nunca y quedó demostrado que estamos preparados para luchar contra cualquier problema”, agregó el central.

Pero eso no es todo. Más allá que sólo cuatro equipos lograron revertir una tendencia similar, de ese grupo el “Santo” es el segundo equipo que menos minutos necesitó para torcer el resultado a su favor. En esa estadística sólo lo supera Gimnasia La Plata, que en 1934 revirtió un “derby” platense, contra Estudiantes, en 22 minutos. Aquella vez, el “Lobo” perdía 2-0 en la casa del “Pincha” a los 25 minutos. Pero logró ponerse 3-2 a 47’.

En ese entonces, Gimnasia necesitó 22 minutos para ponerse arriba en el resultado. En tanto, el pasado sábado en el Monumental, San Martín lo consiguió en 25’. Pons marcó el 1-2 a los 49’, mientras que Tino Costa adelantó a los de Bolívar y Pellegrini a los 74’.

“Son unos fenómenos estos pibes, pero lo único es que me hacen sufrir mucho. La otra vez 0-3, ahora 0-2... Tienen una valentía tremenda. Estoy orgulloso de este grupo”, lanzó Gastón Coyette.

Pasan las horas y el festejo en la casa del “Decano” cobra mayor fuerza. Sí, San Martín logró una victoria que con el paso de los días se vuelve más importante.

Esta nota fue anteriormente contenido premium, sólo accesible por usuarios registrados.

Comentarios