“Tino”, el de los goles que valen

Costa selló el triunfo con su tercer tanto en cinco partidos.

02 Dic 2018 Por Federico Espósito
1

RECARGADO. “Tino” ya mandó el cuero a la red e inicia el festejo del primer triunfo de visitante. “Tino” recuperó su nivel y tuvo mucho que ver en los resultados que le permitieron al “Santo” salir de la zona roja. la gaceta / foto de franco vera

Es curioso ver hasta qué punto pueden cambiar las cosas en apenas un mes. A principios de noviembre, el presente de Alberto Costa era muy diferente: las lesiones finalmente parecían haberlo dejado en paz, pero todavía no había podido dar más que muestras intermitentes de lo que se esperaba de él. Además, seguía sin saber lo que se siente festejar un gol en San Martín (o en cualquier otro equipo de la Primera División argentina). Pero algo hizo clic a partir de ese zurdazo que le clavó en el ángulo a Ardente en el triunfo clave sobre San Martín de San Juan: desde entonces, Alberto volvió a ser “Tino” y el “Santo” comenzó a crecer a la par de él. Otro golazo suyo hizo posible la épica remontada ante Patronato en Paraná y ayer apareció de vuelta para aprovechar un rebote y asestarle el golpe de gracia a Atlético en el mismísimo Monumental.

“Es una alegría impresionante. Nuestra realidad era diferente a la de ellos, pero sabíamos lo que nos jugábamos y la importancia de llevarnos un buen resultado de una cancha muy difícil. El equipo demostró una vez más que da la cara en cualquier lado y que sigue creciendo. Remontar un partido de esta manera, más tratándose de un clásico, es muy emocionante”, describió el volante, uno de los principales responsables de que hoy San Martín esté, por primera vez desde su llegada a la Superliga, fuera de la zona de descenso.

“Estoy feliz por haber podido darle el gol del triunfo al equipo. Esto es un regalo para nuestra gente”, destacó “Tino”.

Al igual que contra Patronato, San Martín tuvo que rehacerse desde abajo. El 0-2 apenas comenzado el complemento bien pudo dejarlo contra las cuerdas, pero el conjunto de Gastón Coyette no se desesperó y encontró en un rápido descuento la esperanza de poder revertir la situación.

“En el entretiempo el técnico nos pidió simplemente que jugáramos. Desde afuera seguramente vio que había espacios para hacerlo. El gol de ellos nos complicó, pero nadie en ningún momento bajó la cabeza. Sabíamos que podíamos levantar la cabeza, porque ya lo habíamos hecho contra Patronato”, explicó “Tino”, que mientras disfruta el triunfo en el clásico mira de reojo a Newell’s, el último rival del año. “Va a ser un partido fundamental para nosotros. Para hacernos fuertes en casa y alejarnos más de la zona en la que no queremos estar”, resaltó.

En días revolucionados por la escandalosa Superfinal de la Libertadores, el clásico entre Atlético y San Martín fue la prueba de que, con buena actitud y debida organización, se puede. “Un ejemplo realmente. La gente de Atlético se comportó muy bien. Llegamos al estadio sin ninguna complicación. Hay que felicitarlos a todos los tucumanos, el fútbol necesita más de estas cosas”, elogió Costa.

Comentarios