Ñuñorco derrotó a Villa Mitre y se consagró campeón por tercera vez en su historia

El “Tigre” fue implacable.

19 Nov 2018 Por Miguel Eduardo Décima
1

HERMOSO CIERRE. Facundo Cruz ya sacó el preciso cabezazo que se convertirá en el tercer gol de Ñuñorco. El golero Sergio Romero presiente el desenlace de la jugada que selló el resultado final. la gaceta / foto de diego aráoz

Ñuñorco tuvo la paciencia que caracteriza a un predador a la hora de cazar a su presa. De ese modo logró el tercer título de la Liga Tucumana de Fútbol en su historia. El “Tigre” de Monteros hizo valer su mayor capacidad futbolística sobre Villa Mitre, que sucumbió ante un rival que lo superó en gran parte de la contienda final que se jugó en el estadio de Central Norte.

Más allá del 3 a 0 final, en favor de los dirigidos por Franco Sosa, hay que resaltar la fiesta que se vivió en El Bosque, que mereció la aprobación generalizada de los asistentes al estadio “cuervo”.

Más allá de la superioridad de los sureños, no hay que olvidar que hasta el golazo de colección que anotó Carlos Aldonate (h), a los 34 minutos del primer tiempo, los taficeños habían manejado la pelota con mejor criterio. Ese desempeño del equipo de la “Ciudad del Limón” se fue, sin embargo, diluyendo a medida que sus delanteros se arrimaban a los dominios de Carlos Álvarez.

Ese tiro libre de Aldonate, que dejó sin chances a Sergio Romero, resultó un golpe de nocaut a las expectativas de los taficeños. Y a partir de ese momento, estos perdieron la línea futbolística que los había caracterizado durante la primera parte del encuentro.

Esta situación se profundizó cuando Daniel López apareció en el área para capitalizar un exacto centro de Juan Gómez: a los 42 minutos, con un golpe de cabeza de pique al suelo, estableció el 2 a 0. Entonces se desató el carnaval en la tribuna sur, donde se había instalado la hinchada monteriza.

De allí hasta el final de la etapa, los dirigidos por Gustavo García debieron lidiar con una notoria inoperancia para tratar de anotar un tanto que los pusiera en partido en los segundos 45 minutos.

Nada de eso ocurrió. Ñuñorco manejó la pelota con inteligencia; y por medio de Facundo Cruz, tras otro centro de Gómez desde la derecha, decretó el 3 a 0, a los 10 minutos del complemento.

Al encuentro prácticamente le sobraron 35 minutos. Lo más potable de Villa Mitre fueron los remates de Gonzalo Masmud y de Hernán Gallardo, que Álvarez desvió al córner en forma brillante. El equipo de Tafí Viejo sucumbió ante la mayor practicidad de un adversario que volvió a coronarse campeón luego de dos temporadas.

Comentarios