Un tiroteo entre motochorros y federales dejó un muerto y dos heridos graves - LA GACETA Tucumán

Un tiroteo entre motochorros y federales dejó un muerto y dos heridos graves

Habrían intentado asaltar a los policías.

16 Nov 2018 Por Francisco Fernández

Un enfrentamiento entre motochorros y policías terminó con uno de los delincuentes muertos y dos heridos de gravedad. El intercambio de disparos ocurrió cerca de las 16 en la avenida de Circunvalación, entre las calles Cuba y Guatemala, frente a la Costanera Norte.

Según informaron fuentes policiales, personal de la Policía Federal intentaba realizar un control vehicular en la zona. Estacionaron la camioneta a un costado de la autopista y uno de los policías, que estaba de civil, bajó con un cono para colocarlo en el pavimento. En ese momento se acercaron dos motochorros para asaltarlo.

Las fuentes agregaron que el policía Pablo Ariel Rebollo, de 40 años, se identificó como tal pero no le dieron tiempo a sacar el arma y le pegaron un tiro en la boca. Su compañero, el agente Damián Gallicchio, que observaba la escena desde la camioneta, comenzó a hacer disparos y mató a uno de los delincuentes, mientras que el cómplice resultó herido.

AVERIGUACIONES. Los investigadores se entrevistaron con los vecinos.

El motochorro abatido fue identificado como Lucas Gabriel “Pato Lucas” Albarracín, de 26 años. Sería oriundo de San Cayetano.

En grave estado

Cerca de las 16.30, Rebollo fue trasladado hasta el Centro de Salud “en grave estado; con fallas respiratorias y con mucho sangrado”, según explicó Miguel González, director de ese nosocomio.

El herido entró varias veces en paro. Los médicos lograron estabilizarlo. Luego fue derivado al hospital Padilla. Allí sufrió otro paro. El médico de guardia, Roberto Barrionuevo, informó que tenía un proyectil alojado en la garganta. Al cierre de esta edición, su cuadro era crítico.

“El paciente está muy grave en terapia intensiva. Fue entubado y permanece con asistencia respiratoria. Su estado es crítico”, señaló Olga Fernández, directora de ese centro asistencial.

Minutos después ingresó al Centro de Salud Juan Manuel Peralta, de 31 años. Presentaba una herida de bala a la altura de la columna. Fue intervenido de urgencia.

ESPERA. Los policías aguardan la llegada de la “morguera” de Bomberos.

Poco después el lugar se llenó de uniformados. Cortaron la circulación por la autopista y restringieron el paso por ese sector. Solamente los vecinos que residen en esa cuadra podían ingresar.

Personal de la División Homicidios y del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) del Ministerio Público llegó al lugar. Los uniformados se entrevistaron con vecinos para saber si el fallecido residía en la zona.

El cuerpo quedó tendido en una pendiente del otro lado de la autopista hasta que se completaron las pericias y fue retirado en una unidad de traslado de la Dirección de Bomberos.

La Nación se moviliza

Los federales habían venido de Buenos Aires para colaborar con la fuerza en Tucumán. Pertenecen a la superintendencia de Drogas Peligrosas con asiento en esa provincia. Según trascendió, los familiares del uniformado herido llegarían esta mañana a la provincia desde Buenos Aires, de donde es oriundo.

Autoridades del Poder Ejecutivo Nacional (PEN) se movilizaron para esclarecer qué fue lo que pasó con Rebollo. De acuerdo a lo que se supo, el secretario de Seguridad la Nación, Eugenio Burzaco, se comunicó con autoridades provinciales para tener detalles sobre el hecho ocurrido ayer por la tarde en el este de la capital.

Incidentes y quejas

Con el correr de las horas el clima se fue volviendo más tenso. Cerca de las 19, algunas personas protagonizaron incidentes con el personal policial. Fue necesario recurrir a un equipo de Infantería para controlar la situación, informaron fuentes policiales.

“La verdad es que no lo conocemos. No creo que sea del barrio o si no ya nos hubiéramos enterado. Para mí que quiso escapar hacia aquí, pero no tuvo tiempo”, señaló María Amalia, una vecina.

Otra residente, Norma Ferreira, dijo: “Esta zona está cada vez peor, todos los días pasa algo; si no alguna pelea seguro matan a alguien. Estas ratas vienen de otro lado a robar aquí y después los problemas los tenemos nosotros”.

HOSPITAL PADILLA. Uniformados esperan novedades del federal herido.

En el Ministerio de Seguridad nacional y en la Policía Federal Argentina (PFA) siguen “con mucha atención y preocupación el grave estado de salud del cabo Pablo Ariel Rebollo”. Esto lo expresaron ayer ambas instituciones mediante un comunicado oficial enviado desde Buenos Aires. La cartera que está a cargo de Patricia Bullrich, ratificó que el policía “fue herido de bala en la boca cuando realizaba, junto con su compañero, tareas investigativas en la avenida Circunvalación”. Además, confirmó que el agente “se encuentra en estado muy critico y con pronostico reservado”. “Rebollo observó que estos individuos se encontraban armados y procedió a identificarse como policía, en ese momento, los delincuentes dispararon”, ratificó Seguridad en el comunicado.

Temas

La Costanera
Comentarios