Para Myriam Hernández, “las mujeres deben salir a luchar por el género”

La cantante y compositora chilena porfía en la balada con su tour La fuerza del amor, desde esta noche.

16 Nov 2018
2

DIVA. La postura, la elegancia y la pasión por la balada, con dulce tonada chilena, de visita en LA GACETA. la gaceta / foto de analía jaramillo

TRES SHOWS

• HOY a las 22, • MAÑANA a las 19 y a las 22, en el Teatro Mercedes Sosa (San Martín 479).

Shows en Nueva York y en Miami en febrero. Luego en Colombia, Bolivia y Costa Rica. Hasta el 16 de septiembre, cuando arrancó el Tour La fuerza del amor, en Chile. Y de nuevo a EEUU, con espectáculos en Miami, Nueva York, Nueva Jersey y Boston. Esta es, en síntesis, la agenda 2018 de giras de Myriam Hernández, que llega esta noche al Teatro Mercedes Sosa.

Cuenta orgullosa que fueron sus primeros shows en Boston y Nueva Jersey y que se agotaron las entradas. “Pero también es especial lo que pasa en Tucumán, donde hubo que agregar una tercera función. El cariño que recibo acá me da energía para seguir, siempre”, afirma, y resalta cuánto valora el esfuerzo de cada persona que asiste al show en medio de tantas dificultades económicas.

- Será que vos das algo que la gente necesita...

- Es amor, en el sentido más sincero, porque no es sólo un momento de distracción sino que mi relación con el público siento que va un poquito más allá y que es muy cercana. Creo que me ven, las mujeres, como una amiga a la que van a ver para que hable por ellas musicalmente. Ellas pueden mirar a su pareja, que está al lado, y decirle: escucha lo que dice esa canción. Desde pequeña quería ser cantante no por ser famosa sino porque quería entregar a la gente un mensaje de amor. La fama es algo que viene como consecuencia. Y también es bonito; pero mi pasión es también darme el tiempo para escuchar, para que me cuenten sus problemas. He sido afortunada también en esto porque las veces que he intervenido me he encontrado con historias tremendas. Lo que significa para ellos que escuche algún testimonio y que tal vez pueda dar contención me hace bien a mí.

- ¿Seguimos idealizando a “el hombre que yo amo”?

- Hay una identificación con las letras de mis canciones que no cambia, porque hablan de cosas que ocurren en el día a día. Me cuentan: ‘a mí me ha pasado’. Hay quienes me dicen que con mis canciones muchas veces he ayudado a tomar una decisión, o a pasar la pena; a reencontrarse con la pareja... Igual es una gran responsabilidad, pero soy feliz.

- ¿Qué hubieses hecho de no haber sido cantante?

- Me gustaban mucho la biología y la fonoaudiología. Estudié Comunicación audiovisual; después estudié periodismo ya casada y con hijos. Pero no, definitivamente esto es lo que me apasiona. Nací para cantar.

- ¿Sólo para cantar baladas?

- De hecho canto diferentes ritmos, con letras muy profundas, con ritmos más alegres, que incluyo en mi repertorio. Por ejemplo, una canción que voy a presentar ahora, “Que no”, y dice algo como: “ahora que me vienes a buscar y ya estoy con otra persona”.

- Desde el escenario te comunicás mucho con el público.

- Se establece una complicidad y se nota en la mirada. En los teatros, hasta la sexta fila yo conecto directamente con las personas. Por ejemplo, en una canción tan triste como “Se me fue” veo a la gente llorar, y a mí me dan ganas de abrazarlos. Lo máximo que puedo dar es hacer el gesto del abrazo desde el escenario, como diciendo: “estoy contigo”.

- ¿Qué opinas del fenómeno del reggaetón?

- Mira, es un ritmo que está impuesto en los rankings. Creo que hay música para todos, y hay reggaetones que cuando vamos a una fiesta igual los bailamos. Becky G., por ejemplo, canta muy bien. También me llama mucho la atención Bud Bunny, que sacó una canción superromántica, “Amor Foba”, y es como una balada. Me gusta mucho la melodía. Es que está escondido, porque todos siempre necesitamos el amor. La música romántica no va a morir aunque hoy en día haya corrientes muy fuertes de otros ritmos, pero la balada no va a morir.

- Es ritmo sincopado electrónico y un estilo recitativo muchas veces de contenido machista.

- Claro, uno no va a estar de acuerdo con las letras porque las nuevas generaciones, que los siguen, están aprendiendo. Porque cuando sigues a un artista lo sigues en todo; en su pensamiento, en cómo actúa. Por eso creo que hay que tener un poco de cuidado; si bien no podemos ir en contra de mucha música urbana que habla de eso. Prefiero quedarme con la música urbana que es un poquito más simpática.

- ¿Cómo ves los movimientos #NiUnaMenos y #MeToo?

- Estoy de acuerdo. Creo que las mujeres deben salir a luchar por el género tras la postergación de tantos siglos. Creo que hemos avanzado, pero falta mucho. Falta mucho más respeto, más inclusión de la mujer en cargos. Que no se vea como darle la posibilidad; eso solo ya es como desvalorizarla. Por eso hay que seguir luchando, y otra cosa que pienso que debe partir de nosotras mismas para ayudarnos es no hablar mal de las otras; es un defecto que tenemos las mujeres. Si pedimos respeto respetémonos nosotros primero; no aceptemos que ni hombres ni mujeres hablen mal de otra mujer.

› 30 años
Myriam Hernández celebra los 30 años de su primer hit, “El hombre que yo amo”. Con 11 discos oficiales registra varios ingresos en las listas de Billboard, trabaja con grandes autores y graba duetos con famosos. “Seducción” (2011) le valió la nominación al Grammy Latino.


Comentarios