Google cambia su política sobre del acoso sexual, tras una protesta de empleados

09 Nov 2018

Google dijo ayer que introducirá cambios en la forma en que gestiona las quejas por acoso sexual, una semana después de que miles de sus empleados en todo el mundo abandonaron sus puestos de trabajo para protestar por su respuesta en estos casos. Sundar Pichai, presidente ejecutivo de Google, anunció un detallado “plan de acción”, que incluye que el arbitraje sea una opción para acusaciones individuales de acoso y agresión sexual. 

“Más adelante aportaremos más transparencia sobre cómo manejamos las preocupaciones”, dijo Pichai en una nota dirigida a sus empleados. Asimismo, afirmó que Google dará más detalles de sus investigaciones sobre acoso sexual y sus conclusiones, así como la mejora de los procesos para gestionar estas preocupaciones, incluida la posibilidad de que sus empleados estén acompañados por una persona de apoyo. 

Google dijo que los empleados deberán someterse ahora a un entrenamiento sobre acoso sexual anualmente, en lugar de la exigencia actual cada dos años. “Actualizaremos y ampliaremos nuestro entrenamiento obligatorio sobre acoso sexual”, señaló Pichai. 

La compañía indicó también que hará públicas sus políticas sobre acoso, discriminación y represalias. Las protestas de este mes en Google tuvieron lugar después de que el diario The New York Times reportara que la firma entregó en 2014 un paquete de salida de 90 millones de dólares a un vicepresidente, Andy Rubin, tras ser acusado de acoso sexual.

Evocó el fin de la primera guerra mundial

El príncipe Enrique de Inglaterra visitó ayer el Campo del Recuerdo en la Abadía de Westminster en Londres para colocar una cruz (foto), como parte de una serie de eventos para conmemorar el fin de la Primera Guerra Mundial hace un siglo. El Campo del Recuerdo ha estado en la abadía desde 1928. Ex personal de servicio y miembros del público pueden colocar un símbolo en memoria de los caídos en la guerra. Unas 70.000 cruces son producidas por los organizadores, Poppy Factory, que están colocadas en más de 360 parcelas para asociaciones militares y de otro tipo. Mañana se unirá a la reina Isabel, a su padre -el príncipe Carlos-, y a otros miembros de la realeza para un Festival del Recuerdo anual en el Royal Albert Hall de Londres. El domingo, la reina y la familia real asistirán al Servicio por el Día del Recuerdo anual en el Cenotafio, para conmemorar los 100 años desde el armisticio que llevó al fin del conflicto de 1914-18. (Reuters)

Polémica en españa por una decisión judicial

La decisión de la Justicia española de no calificar de “terrorismo” el intento de asesinato del presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, por parte de un nostálgico del franquismo, generó en una polémica nacional y fue contratastada con casos de raperos, tuiteros y titiriteros que sí fueron juzgados y condenados con esa figura penal extrema. El caso está actualmente en manos de un juzgado ordinario de Terrassa, la ciudad de Cataluña donde residía el tirador que había pedido ayuda logística en un grupo de WhatsApp para asesinar al líder socialista y fue detenido a mediados de septiembre. Según el diario Público, el medio que dio la exclusiva de la detención de Manuel Murillo Sánchez, la Audiencia Nacional (AN) de España -la máxima instancia penal- rechazó hacerse cargo de la investigación y consideró que no se trató de un delito de terrorismo. El tribunal, en cambio, se declaró competente en el pasado para juzgar y condenar al rapero “Valtonyc” -quien se fugó después que ratificaran su sentencia- por delitos de enaltecimiento del terrorismo por sus canciones, o a la tuitera “Cassandra”, condenada por burlarse del asesinato por parte de ETA, consumado en diciembre de 1973, del almirante Luis Carrero Blanco, presidente del gobierno de Francisco Franco. (Télam)

Comentarios