Alfaro no le da tregua al Concejo y avanzará con la reducción de fondos

Concejales del peronismo y hasta de Cambiemos renegaron por el anuncio del ajuste al presupuesto del cuerpo. “Es increíble lo que plantea Berarducci. No nos subimos un 60% el presupuesto; fue del 19%”, replicó Franco.

09 Sep 2018
1

FIRMEZA. El intendente capitalino firmará el veto en los próximos días. PRENSA S.M. DE TUCUMÁN

El anuncio de un veto parcial al Presupuesto de este año reanudó el enfrentamiento en San Miguel de Tucumán entre el Concejo Deliberante y el intendente, Germán Alfaro (Cambiemos). El secretario de Gobierno, Walter Berarducci, anunció que la Intendencia reducirá los fondos para el Concejo, dos días después de que los concejales aprobaran el Presupuesto 2018, el miércoles pasado.

“Es increíble e inentendible lo que plantea Berarducci. Esperamos la voz del intendente para entender esto. Resulta que el secretario de Hacienda (Cristian Abel) nos dijo que el presupuesto del Concejo para este año debería ser de $ 380 millones, nosotros lo fijamos en $ 372 millones y ahora lo vetan, ¿cuál es la excusa para no aceptar este presupuesto?”, cuestionó ofuscado el presidente de la comisión de Hacienda, José María Franco.

Por 14 votos a favor y una abstención, los concejales habían aprobado en la semana el Presupuesto en curso -a tres meses y algunas semanas de que termine el año vigente-: se fijó el total de erogaciones para este año en $ 5.549 millones (una suba del 21,5% respecto a 2017). De ese monto, $ 375 millones se asignaron al Concejo. En 2017 se produjo la misma situación: los concejales habían fijado en $ 317 millones los fondos para el funcionamiento del cuerpo. Alfaro había vetado ese instrumento y había bajado la cifra a $ 240 millones. Sin embargo, como no alcanzaba para el pago de sueldos, el intendente giró fondos por decreto-acuerdo por $ 72 millones, hasta ejecutar $ 312 millones.

“Asignaron $ 375 millones para el Concejo. Incrementarse un 60% el gasto -mayoritariamente político- es inmoral. Una vez que llegue la comunicación oficial al municipio, el intendente aplicará un veto parcial a los montos”, había criticado Berarducci. El peronista Franco consideró que la lectura del 60% de suba fue malintencionada: “lo real es que el año pasado se ejecutaron en el Concejo $ 312 millones. Definimos en comisión de Hacienda, y con los informes del secretario de Hacienda municipal, fijar el presupuesto del Concejo este año en $ 372 millones considerando la suba salarial del 17%, que seguro se disparará con la cláusula gatillo. Cuando lo fijamos en $ 372 millones en realidad dimos un aumento del 19%, no del 60%”, fue la réplica de Franco.

Funcionarios municipales explicaron a LA GACETA que la semana que viene se firmará el veto y se establecerá a cuánto se reducirá el presupuesto del Concejo. El artículo 30 de la ley Orgánica de Municipalidades (N° 5.529), establece que “no podrán ponerse en vigencia las ordenanzas vetadas, ni aún en la parte no afectada a un veto, con excepción de la ordenanza sobre Presupuesto, que podrá cumplirse en la parte no vetada”. Por ello, los artículos del Presupuesto 2018 no vetados sí tendrán vigencia. Para rechazar el veto e insistir con la ordenanza original se requieren 12 votos (dos tercios). Sin embargo, la oposición cuenta con 10 bancas (ocho del PJ y dos del bussismo). Sin el apoyo de Cambiemos, no podrán rechazar las modificaciones.

El veto parcial anunciado, que implica la reducción del presupuesto del Concejo, también despertó críticas en la bancada del PJ: Tucumán Crece. “No hay necesidad de mentirle a la gente sobre el presupuesto. Alfaro había vetado en 2017 un presupuesto de $ 317 millones, y lo puso en $ 240 millones. Como no alcanzaba para los sueldos, luego giró $ 72 millones mediante varios decretos, con lo que se llega a $ 312 millones lo ejecutado en 2017. Sobre esa base se establecieron en $ 372 millones los fondos del Concejo este año”, cuestionó David Mizrahi. Y agregó: “habría que pedirle a Berarducci que le ponga un adjetivo a Alfaro ya que es tan ocurrente. Alfaro hace esto para que el Concejo absorba con su presupuesto el recorte en el Fondo Soja realizado por Mauricio Macri a los vecinos de Tucumán. Alfaro va a pretender manejar las finanzas del concejo mediante decretos acuerdo, escondiendo la realidad presupuestaria del Concejo, como en el 2017”.

La reducción de presupuesto del Concejo también sorprendió a los miembros de Cambiemos. “Me sorprende que Berarducci nos haya tildado de inmorales a los que aprobamos el Presupuesto 2018. No considero que los integrantes de Cambiemos nos merezcamos un trato así de un funcionario, nosotros defendemos la gestión municipal en todas las sesiones. Hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance para que el intendente tenga presupuesto”, dijo ofuscado José “Lucho” Argañaraz. El radical, aliado oficialista, desmintió que hayan asignado al Concejo fondos un 60% más que en 2017. “No se otorgó una suba del 60% a los fondos del Concejo, el presupuesto ejecutado el año pasado no fue de $ 240 millones, sino de $ 312 millones, por lo tanto es una suba del 19%”, indicó.

Comentarios