Buscan aligerar el tránsito en el centro con carriles exclusivos para ómnibus

A partir de octubre, la Municipalidad planea generar zonas exclusivas para los colectivos y, de ese modo, agilizar la circulación en el centro de la ciudad.

06 Sep 2018
2

FOTO LA GACETA/ ANALÍA JARAMILLO.

Es tendencia que en muchas ciudades del mundo se piense en darles prioridad a los peatones, a los ciclistas, a los transportes públicos; también que se desaliente el uso del automóvil para hacer más fluido el tránsito y para reducir los gases contaminantes, entre otros beneficios. En esa línea de pensamiento, San Miguel de Tucumán se prepara para dar un gran paso: desde octubre, en algunas calles céntricas, los ómnibus tendrán carriles exclusivos hacia la derecha y el resto de los vehículos deberán circular por la izquierda.

“El objetivo es disminuir el tiempo de viaje, brindar previsibilidad, comodidad, mejorar el ordenamiento y la circulación. Y tiene que contribuir a disminuir el ingreso de autos particulares en el microcentro”, sostuvo Enrique Romero, subdirector de Tránsito y Transporte Operativo del municipio, y autor de esta propuesta. Si se concreta, todos los días -durante las 24 horas- se afectará el cuadrante definido por: Haití/Santiago (desde avenida Avellaneda y hasta avenida Salta), Salta/Jujuy (desde avenida Sarmiento a General Paz), General Paz (desde avenida Alem a avenida Sáenz Peña). En ese marco de arterias, la medida regirá en Entre Ríos/Monteagudo (desde General Paz, hasta Santiago), Córdoba (desde avenida Avellaneda a José Colombres) y Crisóstomo Álvarez (desde Alem a Sáenz Peña).

En todos los casos se señalizarán las vías con doble línea amarilla o separadores físicos de carriles selectivos o exclusivos. Y en algunas de esas calles habrán dos carriles para ómnibus y uno para el resto de los vehículos, como en un sector de Santiago.

Esta no es la primera vez que se anuncia una iniciativa de este tipo: desde la intendencia de Domingo Amaya y en plena campaña por la ciudad, el actual intendente Germán Alfaro ya había anticipado su deseo de plantear carriles exclusivos para el transporte público. Y el 21 de abril del año pasado, Alfaro llegó a decir que estaba a punto de reunirse con el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, para hablar de una obra significativa: “un metrobus para nuestra ciudad”. Hasta el momento no hubo novedades respecto de esa propuesta. El Metrobus consiste en generar carriles donde no circulan autos y sí ómnibus, en el centro de las avenidas, con estaciones espaciadas y elevadas.

Les dan la derecha

Si se aplica la medida pensada para el mes próximo, los ómnibus circularán por el lado derecho de las arterias antes mencionadas. Por este motivo, automovilistas, motociclistas y ciclistas deberán hacerlo por la izquierda. Sin embargo, los taxis sí podrán detenerse para permitir el descenso de pasajeros por la derecha. También se permitirá el ingreso y egreso a cocheras.

Las paradas de los colectivos también se modificarán: se prevé que estén separadas por 300 metros. Mientras tanto, estará prohibido estacionar a la derecha las 24 horas. Por ello se despejarán cuadras en donde es común aparcar, como sucede en Santiago primera cuadra y al 100, o en Córdoba en a misma altura.

Sobre la Crisóstomo implementarán otra medida: derivarán las líneas metropolitanas e interurbanas a General Paz (esto implicará retirar cerca de 80 colectivos de la Crisóstomo). “El cuadrante tiene 4,9 km de extensión y va a permitir a sus usuarios ahorrar entre un 30% y un 40% de tiempo de viaje y tendrá un impacto positivo sobre el medio ambiente”, detalló Romero.

> Qué dicen en la calle

Empresario del transporte.- “Hace mucho tiempo pedimos que se priorice la circulación de los transportes. Todavía no sabemos los detalles, pero creemos que será positivo. Se verán beneficiados desde el conductor (con menos maniobras) hasta el usuario (llegará más rápido a destino). Eso sí: no servirá de nada si es sólo un carril para ómnibus. Eso está comprobado en otras ciudades. Mínimo tienen que ser dos, para sobrepasar al que se detiene”, dijo Jorge Berreta, vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat).

Usuaria de transporte público.- “Supongo que, con esta medida, los colectivos se acercarán más a la vereda. Son tan altos y se vuelve difícil trepar. Espero que los autos respeten las paradas también”, comentó Marcela Rodríguez.

Motociclista.- “Será una medida más que nadie respetará. Habrá más multas, pero sin orden, como siempre. Y los motociclistas no estamos acostumbrados a andar por la izquierda”, dijo Sergio Galván.

Motociclista 2.- “ Para nosotros no será complicado, porque nos movemos en espacios reducidos En cambio, a los autos, sí les será difícil”, sostuvo Gerardo Carrizo.

Urbanista.- “Este tipo de medidas ayuda a privilegiar al transporte público de pasajeros y desestimar el uso del automóvil particular. Además, hay que mejorar las condiciones generales del transporte público para convertirlo en eficiente y confiable, para que el usuario del automóvil particular lo vea atractivo y empiece a usarlo. Por otra parte, considero que el tren metropolitano y de cercanías iría en auxilio de estas medidas para agilizar el movimiento de las personas en la ciudad. Nosotros tenemos un corredor ferroviario desde La Cocha que llega al centro de San Miguel de Tucumán y que pasa por Tafí Viejo, Trancas… Podría tener paradas en el hospital Padilla, en Tribunales.... Esta sería una hipótesis interesante para sentarnos a trabajar”, opinó Héctor Bomba, urbanista tucumano.

Comentarios