Nuevos ataques con inhibidores de alarma en Yerba Buena

Aprehendieron a cinco sospechosos.

05 Sep 2018
2

SECUESTRADA. La camioneta que utilizaban los aprehendidos.

Los audios de WhatsApp se viralizaron con la misma rapidez con la que los ladrones abrieron los autos y hurtaron cosas. En Yerba Buena volvieron a atacar los grupos que utilizan los inhibidores de alarmas. El jueves, se conocieron al menos dos casos: uno en la avenida Aconquija al 1.300 y otra en la Presidente Perón al 1.500.

“Estoy cansado. Esta es la sexta vez que me roban en los últimos seis meses. Cuatro veces ingresaron a mi casa; la quinta, fue la empleada a la que le sacaron sus pertenencias cuando salía de mi vivienda; y ahora, me abrieron el auto para sacarme un par de anteojos y nada más”, renegó Mario Vega.

El médico vive en Diego de Villarroel al 400. “Estoy cansado. Con todo lo que viví me considero un coleccionista de denuncias y nada cambia. No cuestiono a la Policía, porque no tienen nada. La comisaría de Marti Coll es una lágrima. No tienen nada. Es como si a mí me dieran una cinta para atender a todos los pacientes del Padilla”, explicó.

Vega comentó que se bajó en una panadería para conversar con un amigo. “No estuve allí más de 15 minutos. Cuando me subí, encontré que todo estaba revuelto y que me habían quitado los anteojos de sol. Era lo único que había dejado en el interior. Observamos la cámara de seguridad del local y no encontramos nada extraño. Es increíble lo que está pasando”, expresó.

Horas después de que se produjeran estos dos ataques, personal de la división Delitos contra la Propiedad, al mando del comisario José Díaz, aprehendió ayer a la tarde en avenida Benjamín Aráoz a cinco hombres que tienen antecedentes de cometer este tipo de delito. Pero lo hicieron porque provocaron incidentes y no por robo, ya que no existen denuncias en su contra.

Los sospechosos, que se trasladaban en una camioneta Ford Kuga, tenían en su poder el dispositivo electrónico que anula la activación del cierre centralizado y, por ende, la activación de la alarma. “Normalmente esta gente sigue a la víctima, espera que se baje, y de manera disimulada, anula la acción que realiza el conductor cuando deja el vehículo. Después, otro cómplice abre y busca cosas de valor. La mejor receta para prevenir es comprobar que el vehículo quede cerrado después de haber activado el cierre”, explicó Díaz. El comisario indicó que estos grupos buscan autos de alta gama porque entienden que allí pueden conseguir botines más importantes. “Otra recomendación es que no dejen artículos de valor en el interior del vehículo o elementos que llamen la atención como mochilas, portafolios, carteras o bolsos. También es clave que si alguien va a realizar una transacción financiera lo mantenga en total reserva”, concluyó.

Denuncias por WhatsappLA GACETA cuenta con un canal de comunicación directo para que los lectores puedan difundir los hechos de inseguridad de los que fueron víctimas y que fueron denunciados. Los datos (que también pueden estar acompañados por imágenes y por videos) deben ser enviados a través de WhatsApp al número de teléfono 381-6311910.

En Esta Nota

Yerba Buena Inseguridad
Comentarios