Martínez, emocionado por el presente de San Martín: “todavía no caigo”

Está ansioso por el debut en la Superliga con los colores que ama.

16 Ago 2018
1

LISTO PARA EL DEBUT. Martínez parece ser una de las fijas que tiene Forestello a la hora de armar el “11” para el lunes. la gaceta / foto de antonio ferroni

San Martín está a días de jugar el partido que sus hinchas esperan desde que consiguió el ascenso. La espera se hizo larga. Pareció eterna. En el medio de tanta efervescencia, donde en La Ciudadela casi nadie puede dormir por las noches, hay una persona que está al borde del colapso. “Te juro que no lo puedo creer. Todavía no caigo”, le confiesa Maximiliano Martínez a LG Deportiva luego de la práctica vespertina que resultó positiva desde lo futbolístico. Mientras espera por Unión, el equipo titular desplegó fútbol del bueno y eso levantó los ánimos en Bolívar y Pellegrini. “Estamos bien. Hicimos buenos amistosos. En el partido de Copa también mostramos cosas positivas. Venimos levantando”, explica el lateral que pide a gritos que llegue el bendito lunes para salir al campo de juego y disfrutar ese momento especial de debutar en la Superliga.

Criado en las inferiores de Newell’s, “Maxi” llegó a San Martín y tuvo que aguantar la parada en los peores años. Las pálidas del Federal A le comieron la cabeza, pero, tras su paso por All Boys retornó en el mejor momento: para ascender a la Superliga. Aún así, pese a que ya pasaron algo más de dos meses de aquella tarde mágica contra Sarmiento, de Junín, el defensor pide que lo pellizquen para darse cuenta de que faltan horas para debutar en la máxima categoría del fútbol argentino vistiendo la camiseta del club que ama. “Estoy como loco, con ansiedad. No jugamos la primera fecha y eso quizás ayudó para que hoy esté así. Pero bueno, tengo que tranquilizarme porque en la Superliga no se pueden dar ventajas. Los equipos te matan al primer error”, baja los decibeles el defensor.

Si bien el inicio del torneo parece nublarle la vista, Martínez no come vidrio y sabe que para cumplir el otro sueño (que San Martín logre afianzarse en la máxima categoría) deben hacer bien las cosas desde el primer segundo en la categoría. “Tenemos que tratar de hacernos fuertes en nuestra casa. Y para eso es clave ganar el primer partido. Eso nos dará un lindo envión”, concluye “Maxi”, quizás el más entusiasado porque San Martín, “su” San Martín querido, vuelve al fútbol grande.

Comentarios