Abal Medina admite “aportes” para la campaña

El ex jefe de Gabinete kirchnerista reconoció haber recibido dinero de los empresarios de la construcción para el Frente para la Victoria El ex senador declaró como imputado. Afirmó que sólo manejó recursos de empresarios para el proselitismo de 2013. Y dijo que pensó que eran donaciones voluntarias

10 Ago 2018
1

RELACIÓN. Abal Medina fue jefe de Gabinete de Cristina desde diciembre de 2011 hasta noviembre de 2013. Reuters (archivo)

El ex senador nacional Juan Manuel Abal Medina reconoció ayer ante la Justicia haber recibido dinero de parte de empresarios del rubro de la construcción, para la campaña electoral del Frente para la Victoria en 2013.

Al presentarse en el juzgado de Claudio Bonadio, para declarar en el marco de la investigación de los “cuadernos de las coimas”, el ex jefe de Gabinete durante el kirchnerismo señaló a Roberto Baratta, ex coordinador del Ministerio de Planificación Federal de la Nación (mano derecha de Julio De Vido), como el responsable de la recolección del dinero entregado por los empresarios.

Abal Medina está imputado como partícipe necesario de la asociación ilícita en la que se movieron más de U$S 200 millones en sobornos para la política, según la Justicia.

Estas operaciones realizadas en efectivo y en diferentes puntos fijos de la Ciudad, fueron registrados en los ocho cuadernos escritos por Oscar Centeno, ex chofer de Baratta, y donde consignó puntos de reuniones, algunas cifras de dinero que se entregaron, nombres de empresarios y de ex funcionarios que habrían participado de la maniobra.

Por ello, Abal Medina fue citado a indagatoria, ya que figura en esos manuscritos, que dieron origen a la causa que ya cuenta con 36 imputados, entre los que se encuentra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Siempre entendí que dichos aportes de privados eran voluntarios y de ninguna manera exigidos bajo coerción”, expresó en su declaración el ex jefe de Gabinete, según indicó Infobae en su sitio web.

Además, Abal Medina resaltó que su nombre en los cuadernos de Centeno sólo aparece en ese contexto. “No hay ninguna otra referencia a mi persona fuera del espacio de tiempo de la campaña legislativa”, sostuvo.

En su escrito, Centeno así describe la situación de la que fue testigo: “Lazarte y Hugo Martín Larraburu retiran dinero en una oficina de Puerto Madero para luego llevárselo a Juan Manuel Abal Medina”.

Además, describe que Centeno escribió un presunto encuentro el 5 de septiembre de 2013, en el que Abal Medina habría recibido dinero del ex CEO de Isolux, el cordobés Juan Carlos De Goycoechea, quien ahora figura como colaborador arrepentido en esta causa.

Después del mediodía, el ex jefe de Gabinete ingresó a los tribunales de Comodoro Py para prestar declaración indagatoria. Fueron cerca de cuatro horas las que estuvo en el cuarto piso en la secretaría del juzgado de Bonadio y se convirtió en el primer funcionario de primera línea en admitir que existieron “pagos ilegales” hacia la política; sin embargo desconoció quiénes eran los aportantes “y cualquier vinculación con ellos”.

Coincidencias

Estos aportes habrían sido ilegales y habrían sido realizados sin ningún tipo de comprobante que los respalde. Y según Centeno, llegaron a la Jefatura de Gabinete en bolsos con dólares en efectivo, ya que Abal Medina oficiaba como jefe de la campaña electoral.

Al respecto, el ex funcionario buscó despegarse del asunto en su declaración de ayer como imputado, y remarcó que las anotaciones de Centeno, que hacen referencia a su persona, “coinciden solamente con los tres meses” en que participó “de la campaña electoral en 2013”. Insistió con que no hay otra referencia a su persona “fuera del espacio de tiempo de la campaña”.

El ex jefe de Gabinete fue uno de los dirigentes más cercanos a Néstor Kirchner en los últimos meses de vida del ex presidente, que ahora está investigado como uno de los jefes -junto con Cristina Fernández- de una asociación ilícita dedicada a recolectar sobornos de empresarios que tenían contratos de obra pública con el Estado nacional.

Abal Medina admitió que los pagos existieron y los vinculó a los comicios legislativos de 2013. A la vez, reiteró que el recaudador “era Baratta”. Y subrayó que “nada era bajo coerción”.

Después de declarar, Abal Medina emitió un comunicado en que resalta lo primero que realizó durante el trámite en Comodoro Py: rechazó “las acusaciones que se le formulan en el marco de la causa sobre coimas que investigan el juez Claudio Bonadio y fiscal Carlos Stornelli”.

Finalmente, desvinculó a Martín Larraburu de cualquier responsabilidad, ya que actuó de acuerdo con sus instrucciones generales y bajo sus mismos supuestos. El politólogo Larraburu está preso porque Centeno dijo que por sus manos pasaron parte de las coimas que pagaron empresarios. Tras un allanamiento en su casa se encontraron pendrives que comprometerían a ex candidatos del Frente Para la Victoria (FpV).

“(Nelson) Lazarte -secretario privado de Baratta- y Hugo Martín Larraburu retiran dinero en una oficina de Puerto Madero para luego llevárselo a Juan Manuel Abal Medina por indicación de Cristina Elisabet Fernández (sic)”, escribió el ex chofer de Baratta en sus “cuadernos de las coimas”.

Comentarios