Sin rastros de Priscila: "gente que vive en la zona escuchó gritos"

Continúan los rastrillajes en San Pablo para buscar a la joven de 27 años, desaparecida hace cuatro días.

26 Jul 2018
2

FOTO DE LA POLICÍA

Distintas áreas de la Policía realizan rastrillajes en la zona de San Pablo en el marco de la causa en la que se investiga la desaparición de Priscila Paz.

El jefe de Operaciones Policiales Oeste, Daniel Paz, destacó que tienen previsto extenderse hasta las cercanías de Rio Lules. 

“Venimos a este lugar por pedido de los familiares, porque gente que vive en la zona (San Pablo) escucharon gritos. Vamos realizar el trabajo aquí y en la mayor extensión, pero hasta el momento no hay ningún indicio de la desaparecida”, dijo el comisario.

En el lugar trabajan Caballería, División Perros, Infantería, Trata de Personas, personal del Área Manantial, San Pablo y de la regional Oeste.


El sábado a la noche Priscila salió de su casa para ir a un hotel alojamiento de El Manantial donde trabaja como mucama. Su turno finalizó a las 7 y la recepcionista la vio cuando se fue a la parada a esperar el colectivo. En San Pablo, su padre la esperaba, pero nunca llegó.

Desde un primer momento, todas las sospechas de los familiares de Priscila apuntaron al novio de la joven. En primer lugar, porque advirtieron que este les había dado un nombre falso cuando ella lo presentó en la casa.

Federico Paz, hermano de Priscila, destacó además que el joven ni siquiera se acercó a San Pablo a ofrecer su colaboración en la búsqueda.

Distintas áreas de la Policía realizan rastrillajes en la zona de San Pablo en el marco de la causa en la que se investiga la desaparición de Priscila Paz. El comisario Daniel Paz destacó que tienen previsto extenderse hasta las cercanías de Rio Lules. 

“Venimos a este lugar por pedido de los familiares, porque gente que vive en la zona (San Pablo) escucharon gritos. Vamos realizar el trabajo aquí y en la mayor extensión, pero hasta el momento no hay ningún indicio de la desaparecida”, dijo el comisario.

En el lugar trabajan Caballería, División Perros, Infantería, Trata de Personas, personal del Área Manantial, San Pablo y de la regional Oeste.



El sábado a la noche Priscila salió de su casa para ir a un hotel alojamiento de El Manantial donde trabaja como mucama. Su turno finalizó a las 7 y la recepcionista la vio cuando se fue a la parada a esperar el colectivo. En San Pablo, su padre la esperaba, pero nunca llegó.

Desde un primer momento, todas las sospechas de los familiares de Priscila apuntaron al novio de la joven. En primer lugar, porque advirtieron que este les había dado un nombre falso cuando ella lo presentó en la casa.

Federico Paz, hermano de Priscila, destacó además que el joven ni siquiera se acercó a San Pablo a ofrecer su colaboración en la búsqueda.

En Esta Nota

Priscila Paz
Comentarios