Cartas de lectores

26 Jul 2018

Exhumación de Franco

Celebro la decisión del presidente de España, Pedro Sánchez, de exhumar prontamente los restos del dictador Francisco Franco; a fin de ser retirados del Valle de los Caídos, para ser depositados en otro lugar que no represente monumento alguno que evoque su sangrienta dictadura extendida desde 1939 hasta 1975, finalizada con su muerte. Fue el mismo dictador quien ordenó construir el monumental complejo religioso del Valle de los Caídos. Si bien se quiso por medio de un falso simbolismo cerrar la grieta post Guerra Civil, enterrando a caídos de ambos bandos en dicho lugar, la tumba suntuosa de Franco no hace sino exaltar una etapa de oscurantismo político de la historia española del siglo XX. El régimen franquista dejó un legado de muerte que no hace digno al “Generalísimo”, como gustaba que lo llamen, de gozar de honores post mortem en tan imponente construcción arquitectónica. La Guerra Civil Española (1936-1939), que derrocó a la Segunda República e instauró una dictadura, dejó 400.000 muertes violentas entre ambos bandos en pugna. Sin embargo la dictadura franquista, culminada la guerra fratricida y consolidado su poder, continuó con más violencia, dejando un saldo de 130.000 españoles fusilados, 300.000 exiliados y 270.000 encarcelados junto a unos 10.000 huérfanos de padres desaparecidos. Ya es sabido también que el poeta y dramaturgo Federico García Lorca fue perseguido y muerto por el régimen falangista; Franco no aceptaba ninguna forma de expresión literaria que hablara de libertad, solidaridad y justicia social; murió fusilado un 17 de agosto de 1936. Hábil autócrata, amigo de Hitler y de Mussolini, supo actuar con sagacidad durante la Segunda Guerra Mundial y así evitar el destino que tuvieron estos tras la caída del Eje. Francisco Franco fue tal vez el más longevo dictador del siglo XX; aisló por varias décadas a España del mundo, sumiéndola en el hambre y la pobreza. La industrialización llegó tardía y las reformas sociales que impulsó no se correspondían con los cambios sociales y culturales de la época. Pareciera que la historiografía crítica junto a una mayoría de españoles decidió revisar la historia política ibérica y resignificar el sentido del complejo Valle de los Caídos y dar al dictador Franco el lugar que le corresponde: una tumba común y el olvido.

Mario Alberto Villafañe


Avenida Silvano Bores 100


San Miguel de Tucumán

Robo de motos

Trabajo como taxista en la Maternidad. Hace varios meses se sufren robos de motos -soy testigo fiel- y siempre es la misma persona, lo tengo identificado; lo vi fracasar en el intento y al llegar el dueño de la moto se dio con que le rompieron el tambor del vehículo. Desde ahí me di cuenta de quién es el ladrón. Siempre usa el mismo modo para hurtar, la misma vestimenta; hace unos días lo identifiqué y ahí nomás llamé al 911. Nunca fueron; llamé otras tres veces, ni aparecieron; luego me llamaron y me dijeron que por las cámaras lo iban a identificar, que lo volviera a describir. No entiendo, si yo ya les había dicho cómo estaba y que no tenía problemas en identificarlo y señalarlo en la cara. Pero bueno, me quedé en la vereda y lo frustré porque a quien iba a dejar moto le decía “ese es el ladrón” y se esfumaba. Pero anteayer volvió y robó; volví a llamar al 911 e informé que había robado vestido igual, de pies a cabeza, tal como se lo había dicho todas las semanas y me despedí del 911 diciéndoles que “los felicito por el accionar y el rápido desplazamiento de móviles policiales al lugar del robo. Eso ocurre ahí todas las semanas. Es la misma persona; actúa solo y con total libertad. Ojalá que por este medio se tomen cartas en el asunto, porque duele ver que uno se sacrifica por lo que tiene y que se lo roben en dos segundos y nadie haga nada.

José Federico Ávila


[email protected]

Residuos no habituales

Es una misión imposible lograr que la empresa 9 de Julio retire los residuos no habituales de los domicilios. Eso sí, cuando uno llama para solicitar el mencionado servicio, le contestan que en 48 o 72 hs se hará efectivo. La realidad es que nada se cumple y que trabajan de manera muy informal. Llamé el primer día y no me dieron número de gestión. Al día siguiente llamé de nuevo y consigo el bendito número (9499). Con el número en mano todos los días llamando para ver si tengo suerte y nada. Deberían tener un orden y cuando la gente pregunta, decirle qué día del mes le efectuarán el retiro. Como vecina estoy presa en mi domicilio esperando dicho servicio. Una empresa para ser eficiente debe tener entre otras cosas un cronograma de retiros y dar respuesta al vecino cuando él lo solicite, pues toman el número de teléfono pero no se dignan en llamar, así también el vecino se organiza.

Silvia Romero


[email protected]

Dorila Gómez

El impacto del artículo de LA GACETA referido a Dorila Gómez, por su pauperizado estado de vida y el de sus hijos, conmovió a la sociedad e impulsó una campaña de ayuda inmediata por parte de funcionarios comunales, provinciales y nacionales, que más que sentir el desgarrador relato, la prisa que imprimieron pretendió tapar la inoperancia a la que nos tienen acostumbrados. Pero a la vez desnudó el estado de soberbia que el peronismo introdujo a un importante sector de nuestra sociedad, a la que apela para sumar votos electivos. En efecto, con su prédica les hizo creer que todo aquel que posea un bien, sin importar el medio y/o modo en que lo consiguió, automáticamente debe compartirlo con ellos. Amén de engañarlos diciéndoles que si se resisten a que les den: “alambre de fardo”, “garrotes con puntas de metal”, “alpargatas sí, libros no”, “en contra del capital”; y tantos slogans más que abrieron una grieta profunda luego de medrar por 70 años. No contentos con ello, hoy se desgarran las vestiduras por las políticas implementadas por el actual gobierno elegido por mayoría; y a las que desvirtúan y critican ya que en mediato tiempo es muy probable que las mismas ayuden a que Argentina recupere su perdido esplendor, desenmascarando la mentira de estas décadas -que amparados por una sana doctrina justicialista- destruyeron nuestro promisorio futuro allá por 1943. Dejaron el país en la ruina a fines de 2015; y para remontar debieran releer las ideas del Sr. Perón (recordadas por el lector Robles el 15/7) cuando agotando las riquezas dijo: “…Si es necesario vamos a comer menos, vamos a gastar menos en ropas, en cosas superfluas, tendremos menos automóviles. Todo lo que quieran, pero créditos no, créditos no vamos a realizar. Vamos a conquistar la riqueza con nuestro trabajo, y si es necesario con nuestro sacrificio, pero no recurriremos al usurero…”. Pero como a esta gente se la corrompió con aquellas prácticas es que no sabe de ahorros, de renunciamientos, de sacrificios, y menos de ganar el pan con el sudor de la frente.

Luis Vides Almonacid


[email protected]

El Gobierno y el FMI

¿Qué le pasa, señor Presidente? Siempre me he dirigido a Ud. con todo el respeto a su investidura. Pero hoy, Ud. nos falta el respeto a más de 40 millones de argentinos, con su maquiavélico plan económico. No me diga que antes de asumir no concurrió al FMI para acordar un pacto de gobernabilidad y de apoyo financiero, porque no le creo. Y sí creo que a Durán Barba se lo enviaron de regalo para poder iniciar la desestabilización de la república, en la timba financiera en que se ha convertido, para beneficio de los que tienen sus dineros “off shore”. Porque, señor Presidente, no ha cumplido Ud. uno solo de los postulados de su campaña presidencial, que significaban la felicidad de todo un pueblo, y eso se llama defraudación. Aún más; aparte de todos los ajustes tarifarios, recortes en la obra pública, de desarrollo social, jubilaciones, nos ha metido en un compromiso imparable e impagable como lo es el nuevo préstamo contraído con el FMI. ¿Cómo quiere que aumentemos la producción, cómo quiere que baje la inflación si los insumos primarios como ser la energía eléctrica, el gas, los combustibles y hasta el agua han escalado a cifras astronómicas? Por todo esto, señor Presidente, estoy seguro de que no se trata de un error de su gobierno, sino de un plan ulterior pergeñado y controlado por dicho organismo. Nuestros próceres, los que nos liberaron de las ataduras de España en aquel glorioso 9 de julio de 1816, deben estar revolviéndose en sus tumbas. Pero sus espíritus, consustanciados con la Patria, tengo la absoluta certeza, en algún momento se lo demandarán.

Domingo Omar Almirón


Pasaje Santa Cruz 264


Yerba Buena

Comentarios