Según Jaldo, no hay cancha para jugar el clásico tucumano con ambas hinchadas

Se presentó la copa “Honorable Legislatura”, que estará en juego el domingo, en el duelo revancha.

26 Jul 2018
1

TROFEO. Ayer, en el edificio legislativo se presentó la copa “Honorable Legislatura”, que se llevará el ganador del clásico. prensa legislatura

Finalmente, el clásico tucumano, cuya revancha se jugará desde las 17 del domingo, en la Ciudadela, sí tendrá un trofeo en juego: la copa “Honorable Legislatura”. El acto -presidido por el vicegobernador, Osvaldo Jaldo- se realizó en el edificio legislativo. Pero la copa pasó a segundo plano: si el domingo ninguno gana quedará vacante. Todos los que hablaron se pronunciaron para pedir un partido en paz y, sobre todo, para que en un plazo corto se puedan jugar los clásicos ante ambas hinchadas.

El legislador Guillermo Gassenbauer y el dirigente Ignacio Golobisky coincidieron en anhelar que el domingo el principal protagonista sea el fair play, dentro y fuera de la cancha. “Hay que entender la pasión como algo bueno. Estas camisetas representan todo lo que es Tucumán, nuestra cultura. Espero que, gane quien gane, el clásico sea una fiesta”, señaló el primero. “Que no haya violencia, que los tucumanos demostremos que podemos organizar un evento de esta magnitud. Todos somos responsables: Estado, dirigencia, jugadores e hinchas. Debemos asumir el compromiso”, añadió el vicepresidente “decano”.

Gustavo Paz, en tanto, planteó lo que todos estaban pensando. “Estamos contentos de recibirlos en La Ciudadela; esperemos que en poco tiempo el clásico pueda jugarse ante ambas hinchadas, para que vuelva aquella fiesta de cuando éramos chicos”, expresó.

El vicegobernador, en su discurso, también se refirió a este tema. Pero antes, le dedicó un guiño a la dirigencia. “Valoramos mucho la gestión de los dirigentes de ambos clubes. Sabemos que en el camino se presentan problemas económicos, de organización, operativos; no vacilen en recurrir al Gobierno. Junto al gobernador, Juan Manzur, asumimos el compromiso de seguir acompañando a estas dos grandes instituciones; seguiremos apostando fuerte al fútbol tucumano y, fundamentalmente a nuestros dos clubes”, avisó.

Para Lucchetti, el clásico fue como la primera vez

Luego, habló sobre la viabilidad de un Atlético-San Martín con ambas parcialidades: “ojalá en algún momento se pueda jugar con las dos hinchadas; para eso debemos trabajar para tener estadio esté en condiciones de recibirlas”.

El clásico por la Superliga se disputará en cancha de Atlético; ¿resulta posible trabajar para que pueda permitirse la presencia, además, de hinchas de San Martín?, le preguntó LG Deportiva “Entiendo que ambos clubes están trabajando con autoridades del Poder Ejecutivo en materia de seguridad y de capacidad del estadio. Pero para decidir debemos pensar en la seguridad del espectador. El sentido común indica que hoy es imposible juntar ambas hinchadas. Se necesita un escenario para 60.000 o 70.000 personas. Es una tarea pendiente, y un desafío que nos planteamos con el gobernador”, afirmó.

Tiempo atrás se había conocido la idea de que se construya, en el municipio de Banda del Río Salí, un estadio con características para albergar este tipo de espectáculos. Jaldo contó que están avanzando en un proyecto. “Cuando tengamos el costo hay que buscar el financiamiento. El gobernador maneja algunas alternativas”, dijo.

También participaron del acto los legisladores Gassenbauer -gestor de la idea-, Eduardo Bourlé y Claudio Viña; el intendente de Banda del Río Salí, Darío Monteros; los dirigentes de Atlético Enrique Salvatierra y Golobisky, y de San Martín Rubén García, Federico Gassenbauer y Paz; y los jugadores “decanos” Luis Miguel Rodríguez, Cristian Lucchetti, Guillermo Acosta y Juan Mercier, y “santos” Emiliano Albín, Ignacio Arce, Rodrigo Moreira y Maximiliano Martínez.

Comentarios