Vecinos buscaron un palo para pegarle a un supuesto ladrón

El sospechoso habría asaltado a una mujer para quedarse con su motocicleta. Al acusado de robo también lo apedrearon y lo desnudaron. Ningún vecino quiso denunciar el hecho a la Policía.

19 Jul 2018
1

CRUDAS IMÁGENES. En el momento en el que tres jóvenes castigan al acusado de un robo de moto. CAPTURAS DE VIDEO

A golpes lo desnudaron. Después le patearon el rostro y le aplicaron golpes de puño. No se conformaron con eso. Al demorarse la Policía, también lo apedrearon y lo apalearon. La terrorífica escena se produjo en Villa Urquiza cuando vecinos indignados intentaron linchar a un joven que supuestamente habría cometido un ilícito.

Todo sucedió cerca de las 16. En la esquina de Catamarca y Venezuela dos jóvenes le habrían quitado una moto a una mujer. Uno de los asaltantes se subió al rodado y huyó con su compañero. Sin embargo, al llegar a la avenida Salta al 1800 el rodado se paró. Como no la podía hacer arrancar, el sospechoso pretendió huir corriendo, pero fue detenido por un vecino que habría observado el hecho.

“La gente comenzó a arrimarse y cuando le contaban qué había sucedido, comenzaron a pegarle al muchacho. Le pegaron sin asco”, explicó María Luisa García. “Como la Policía se demoraba, cualquier persona se paraba y lo castigaba. Le hicieron de todo. Primero lo desnudaron y después lo apedrearon”, indicó.

Lucas Morales, empleado de un comercio de la zona, contó un detalle espeluznante. “El agredido, en un momento, levantó la cabeza y le dijo a un joven: ‘a vos te conozco y sé dónde vivís’. El señalado se apartó del lugar y volvió a los pocos segundos con un palo. Lo golpeó en todas partes del cuerpo y le dijo que lo mataría por amenazarlo”.

“Nunca antes había visto algo así. Evidentemente la gente está cansada de tanta inseguridad. Por eso reacciona de esa manera. No se dan cuenta de que pueden sufrir graves consecuencias por atacar a una persona. Si le hubieran visto como tenía el rostro. Bañado en sangre quedó”, agregó Morales.

Sin denuncias

La calma volvió a la zona cuando llegaron los policías del servicio 911. Pese al esfuerzo de los uniformados, ninguno de los vecinos –varios de ellos habían participado de la golpiza- decidieron denunciar lo que había sucedido.

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades policiales no habían informado sobre ningún tipo de ilícito que se había producido en la zona. Tampoco se confirmó si una mujer realmente había sido atacada por dos “motochorros” para quitarle la moto en la zona.

El fiscal Washington Navarro Dávila, hasta el cierre de esta edición, tampoco había sido informado sobre el caso. 

Comentarios