El primer clásico terminó en empate pero la sonrisa en el Monumental de Atlético fue de San Martín

El "Decano" jugaba mejor y ganaba con gol de Leyes pero Bieler puso el 1-1 luego de una mala salida de Cabral. Mirá los goles.

18 Jul 2018

San Martín y Atlético están de vuelta. Los equipos más importantes de la provincia se volvieron a ver las caras en el primer clásico amistoso de invierno que terminó 1-1 en el Estadio Monumental. Sin duda se trata la antesala más convocante a la Superliga que los tendrá juntos representando a Tucumán desde el 10 de agosto en la máxima categoría del fútbol argentino.

Ese torneo también tendrá una cita obligada entre "Santos" y "Decanos", en la cancha que dictamine el sorteo que se realizará mañana, pero los amistosos de invierno son un aperitivo que ningún hincha se quiere perder.

San Martín saca ventaja en los últimos clásicos amistosos ante Atlético

El dueño de casa arrancó mejor en 25 de Mayo y Chile pero con el correr de los minutos se fue desinflando y le dio vida al rival de La Ciudadela.

Nery Leyes fue el que ilusionó a los "Decanos" apenas pasados los 15 minutos de juego. El volante se anticipó a toda la defensa del "Santo" y luego del centro de Luis Miguel Rodríguez puso la cabeza para mandar la pelota dentro del arco: 1-0. El resultado era lógico y estaba bien. Atlético jugaba mejor.

A San Martín le costó encontrarse durante los primeros 45 minutos. Las piernas duras de mitad de pretemporada se notaron, pero el equipo se aprovechó del error ajeno para igualar la historia.

El buen aporte de Nicolás Giménez fue clave en el 1-1. Fue él, uno de los refuerzos de Darío Forestello, el que le robó la pelota a Yonathan Cabral en la floja salida; fue él quien se mandó para adelante y asistió a Claudio Bieler para que completara la historia (ya con el "Oso" Sánchez en reemplazo de Cristian Lucchetti bajo los tres palos "Decanos").

Sin duda una historia conocida para los fanáticos de San Martín, que se cansaron de gritar los goles del 9 en la B Nacional que dejaron atrás.

El goleador volvió a cumplir y dejó felices a los "Santos". Un empate en la casa del primo nunca viene mal y, aunque lo que más les importa a los dos equipos son los partidos por los puntos, la inyección anímica de los clásicos son siempre importantes.

Los partidos (la vuelta se jugará el miércoles 1 de agosto, en La Ciudadela) encuentran a los equipos en plena pretemporada, aún ajustando detalles para los duelos por los puntos. Pero son una buena prueba tanto para Forestello como para Ricardo Zielinski, que hoy pudieron ver en cancha a las caras nuevas y a los viejos conocidos.

Comentarios