Investigan si un cabo de la Policía cometió un femicidio en El Manantial

Dijo que su mujer se suicidó, pero hay dudas y quedó detenido.

17 Jul 2018
1

EL MANANTIAL FOTO TOMADA DE GOOGLE STREET VIEW

La versión que dio no coincidía con el informe que elaboraron los peritos en la escena del hecho. Por ese motivo, la Justicia ordenó la aprehensión de un cabo de Policía por estar acusado de haber provocado la muerte de su pareja, una joven de 26 años.

Francisco Maximiliano Rojas dijo que se despertó ayer a primera hora de la mañana y se encontró con su pareja sin vida. El hombre de 33 años llamó a la comisaría de El Manantial para informar que su mujer, María Gabriela Gutiérrez, de 26 años, había decidido quitarse la vida ahorcándose en su vivienda del barrio San Roque, en El Manantial.

Cuando sus compañeros llegaron a la vivienda, Rojas les comentó que antes de las 21 del domingo, habían mantenido una fuerte discusión. Que él se retiró a dormir y que cuando se levantó encontró a su pareja sin vida. Estimó que ella habría tomado esa drástica decisión antes de la medianoche, versión que se confirma con la estimación del horario de la muerte de la joven.

Sin coincidencia

Sin embargo, el panorama cambió cuando la mujer fue revisada por el médico forense de la fuerza. El especialista determinó que las lesiones que presentaba Gutiérrez no coincidían con las de una persona que habría decidido colgarse.

Mató a su amigo clavándole un destornillador en la cabeza

El perito le informó al personal de la División Homicidios, que actuó bajo las órdenes de los comisarios Diego Bernachi y Jorge Dip, que a su entender, por las marcas que presentaba en el cuello, la joven podría haber sido asfixiada manualmente.

Los investigadores se comunicaron con el fiscal Washington Navarro Dávila y lo pusieron al tanto de los pormenores del hecho. Este ordenó que el sospechoso, que presta servicio como chofer en la comisaría de El Manantial, fuese aprehendido. Recién hoy será interrogado en Tribunales.

Se entregó un comerciante acusado de matar a un presunto asaltante en un intento de robo

El caso conmocionó a los habitantes del barrio. Algunos vecinos les habrían dicho a los investigadores que habían escuchado discutir a la pareja, pero que no sintieron golpes ni que la víctima haya gritado por un supuesto ataque. Hasta el cierre de esta edición no se había constatado si hay denuncias por violencia de género en contra del sospechoso.

Si se confirma que se trata de un crimen, será el quinto femicidio que se produce en la provincia en lo que va del año. En todos los casos, los autores de los homicidios se encuentran detenidos esperando ser llevados a juicio.

Comentarios