Macri busca que las provincias paguen los subsidios al transporte

En su plan de reducción de gastos, el Gobierno evalúa que $100.000 millones de subsidio sean costeados por los estados provinciales.

14 Jul 2018
1

ARCHIVO LA GACETA

Otra medida de ajuste que el Gobierno de Mauricio Macri comienza a delinear para reducir el gasto en $ 300.000 millones -lo que hace falta para bajar el déficit primario de 2,7% a 1,3% del PBI- compromete a las provincias: buscan que parte o el total de los $ 100.000 millones de subsidios al transporte sea costeado por las arcas los estados provinciales.

Esta es una de las opciones evaluadas por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, junto con otros ministros del área económica, según lo publicado hoy por Infobae. Por eso, el proceso sería monitoreado por el ministro del área, Guillermo Dietrich. El Gobierno quiere que la mitad del ajuste de $ 300.000 millones recaiga en las provincias.

Los subsidios al transporte representan $ 100.000 millones. De ese total, alrededor de $ 25.000 corresponden al servicio ferroviario y los restantes $ 75.000 a colectivos. El peso mayor recaería en la Ciudad y en la Provincia de Buenos Aires, que tienen las tarifas más atrasadas, en relación al resto del país, donde ya se tiene la potestad de definir los aumentos de boletos.

La explicación de traspasar la mitad del ajuste que exige el FMI para el año próximo a las provincias se sustenta, de acuerdo al Gobierno, en la situación fiscal mucho más cómoda que tienen el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires. Por eso, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal son los principales responsables de acompañar al Gobierno en la búsqueda de la reducción del déficit fiscal.

"Las provincias van a recibir el año que viene unos $ 270.000 millones de pesos, adicionales a los que les corresponde por coparticipación. Por eso pueden hacer frente a este esfuerzo", aseguran en Hacienda.

Las otras opciones que se están analizando para cumplir con la baja del gasto comprometida ante el FMI para el 2019 son:

-  La venta de activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (unos $ 60.000 millones en bonos u otros papeles)

-  La venta de tierras del Estado, aunque las condiciones del mercado impiden una  aceleración en los planes para conseguir más caja

- El freno a la obra pública: según estimaciones privadas podría caer de $ 210.000 millones a $ 160.000 millones el año que viene

-  Más ajustes en el sector público: hay recorte salarial en marcha para los empleados nacionales, por el que la masa salarial aumentaría apenas 8% este año;

- Retrasar la reforma tributaria, algo que podría desalentar inversiones, pero el FMI ya planteo la necesidad de demorar la rebaja de impuestos distorsivos.


En Esta Nota

Mauricio Macri
Comentarios