Buscan a una banda armada que se robó una camioneta 4x4 de una empresa

Cuatro desconocidos llegaron en motos, amenazaron con arma de fuego y se llevaron un vehículo. Ocurrió en la ex ruta 38, altura arroyo Calimayo, cuando empleados de una firma privada realizaban tareas. Las vinculaciones.

12 Jul 2018
1

EL ATAQUE. La causa está en manos de la Fiscalía de feria, a cargo del fiscal Washington Navarro Dávila. la gaceta / foto de archivo

Cuatro desconocidos llegaron en dos motos, amenazaron con un arma de fuego y se llevaron una camioneta 4x4. Sin embargo, el despliegue delictivo de estas personas dejó varios indicios al descubierto, que llevaron a encontrar el vehículo cinco horas después e iniciar una investigación sobre una organización activa en la capital.

La Policía encontró el automóvil en una vivienda ubicada en la zona sur de San Miguel de Tucumán, según fuentes judiciales. Los investigadores unieron datos y determinaron que esta casa pertenecería a la hermana de un hombre conocido, al contar con antecedentes ilícitos. Justamente, se sospecha que este supuesto delincuente formaría parte de la banda que habría concretado la sustracción de la camioneta.

El robo

De acuerdo a fuentes policiales, cuatro empleados de la empresa Mediterráneo SA, firma que prestaría servicios a Minera Alumbrera, se habían trasladado en una Toyota Hilux de color blanco hasta la ruta 301 (traza vieja de la 38), altura arroyo Calimayo, con el fin de realizar tareas de mantenimiento de un caño. En momentos en que concretaban los trabajos, los empleados observaron que cuatro personas se acercaron a ese punto del camino en dos motocicletas. Los dos desconocidos que circulaban como acompañantes de los conductores, descendieron de los rodados y los amenazaron con armas de fuego (un revólver y una pistola de color negro). “Los vamos a matar si no nos entregan la llave”, intimidaron los supuestos delincuentes, de acuerdo al reporte policial. Los empleados cedieron, además de la llave del vehículo, pertenencias personales, y luego vieron cómo se retiraban los delincuentes en la camioneta y en las motos.

Tras el hecho, la Fiscalía IX (de feria), a cargo de Washington Navarro, intervino en el caso y dispuso la aplicación del protocolo: se emitió una circular a todas las dependencias policiales y las unidades regionales (Capital, Sur, Este, Oeste y Norte).

Los investigadores pudieron determinar la ubicación de la camioneta a través del sistema de rastreo GPS. Así, la Policía arribó a una casa de la zona de calles Libertad y Benigno Vallejo, en la zona sur de la capital, y secuestró el automóvil.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios