Aún quedan cinco chicos en la cueva de Tailandia y hoy reinician el rescate

El equipo de buzos ya logró sacar a ocho de los niños atrapados bajo tierra en Tailandia. Los niños y su entrenador de fútbol se internaron en la caverna el 23 de junio. El operativo para salvarlos se realiza en etapas.

10 Jul 2018

CHIANG RAI, Tailandia.- “Otras cuatro personas fueron enviadas al hospital. Todos están sanos y salvos”. Las palabras del gobernador de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, responsable máximo del operativo para sacar a los niños y jóvenes atrapados en un complejo de cuevas en Tailandia, llevaron tranquilidad a las familias de los chicos hijos y a miles de personas que siguen el rescate como un drama de cine.

El intento por sacar a los muchachos de entre 11 y 16 años se reanudó ayer, tras una pausa para reponer oxígeno y hacer preparativos en el interior del complejo.

El equipo de fútbol “Jabalíes Salvajes”, compuesto por 12 chicos y su entrenador, quedó atrapado el 23 de junio, mientras exploraba las cuevas después de un entrenamiento, cuando fuertes lluvias inundaron el acceso. Buzos británicos los encontraron, 10 días después, apiñados en una cámara parcialmente inundada, cuatro kilómetros al interior del complejo.

El dramático rescate se inició el domingo, tras lo cual cuatro niños fueron llevados a un hospital para ser evaluados. La segunda parte de la misión, ayer, llevó nueve horas, dos menos que la primera.

Rescate en Tailandia: el camino de regreso

El operativo para salvar a todos los jóvenes podría llevar tres o cuatro días, en una carrera contrarreloj ante las fuertes lluvias previstas para los próximos días. Los esfuerzos para sacarlos involucran a equipos internacionales, entre buzos, espeleólogos, técnicos y expertos en perforaciones.

La misión continuará hoy, según se informó, cuando los buzos estén recuperados y se haya garantizado oxígeno suficiente para el camino de cuatro kilómetros que separa a los atrapados del exterior.

Video: cómo es la cueva donde quedaron atrapados 12 niños de Tailandia

Se estima que hoy saldrán los cinco que quedan, aunque no hay confirmación oficial al respecto. (DPA-Reuters)

El camino de regreso

- Ayer llegaron a Tailandia varias cápsulas inflables desde Estados Unidos, diseñadas para evacuar personas en un actitud pasiva (heridas o debilitadas).

- Al llegar al hospital, lo primero que pidieron los niños fue Pad Krapow, una comida tradicional tailandesa preparada con carne picada, albahaca y arroz.

- La salida es peligrosa, por eso los chicos recibieron sedantes para evitar que entraran en pánico. El tiempo de encierro y oscuridad causó mucho estrés.

- El trayecto implica bucear, vadear, escalar y caminar en oscuridad. Dos buzos van con cada chico, adelante y atrás, sujetos a una cuerda fija y una línea de aire.

- Las zonas no inundadas tienen barro muy resbaloso, por lo que cada chico, atado con arneses, va agarrándose de las cuerdas guías colocadas por los rescatistas.

- El túnel tiene diferentes alturas y diámetros a lo largo de 4 km. La sección más pequeña tiene 70 cm y los buzos tienen que sacar los tanques de aire para pasar.

En Esta Nota

Tailandia
Comentarios