Bélgica logró una dramática clasificación a cuartos de final y será rival de Brasil

Los "diablos rojos" remontaron una desventaja de dos tantos ante Japón con un gol del triunfo a 15" del final de tiempo añadido, ganaron 3-2.

02 Jul 2018
2

Lukaku, en una de las acciones más peligrosas del primer tiempo. FOTO TOMADA DE ES.FIFA.COM

Cualquier cosa que no sea hoy una victoria de Bélgica sobre Japón en Rostov del Don se consideraría otra megasorpresa en el Mundial de fútbol de Rusia. Y los nipones estuvieron a punto de darla, ya que al comienzo del complemento sacaron una diferencia de dos goles. Sin embargo, no pudieron sostenerla y los "diablos rojos", en gran reacción terminaron llevándose la victoria por 3-2 y la clasificación a cuartos de final.

De esta manera, Bélgica enfrentará a Brasil el viernes, a las 15, en el Kazan Arena.

El encuentro estaba igualado 0-0 cuando el árbitro senegalés Malang Diedhiou bajó el telón del primer acto, pero a los 120" del reinicio, un pelotazo al vacío desde cerca de su área le permitió a Genki Haraguchi dominar el balón en el área de los europeos para vencer a Curtois.

Cinco minutos pasaron después de aquella conquista, cuando Takashi Inui controló la pelota fuera de la media luna adversaria y disparó rasante de derecha y estableció el 2-0.

Bélgica parecía shockeado y dejó un poco de lado su juego pulcro por abajo para apostar al juego aéreo que le dio el empate: descontó Jan Vertonghen a los 14' y Marouane Fellaini (19') logró el empate.

El trámite era excitante, Japón intentó otra vez adelantarse en el marcador. A 30" de expirar el tiempo añadido por el árbitro, Honda disparó un tiro libre que Curtois sacó dificultosamente al corner.

El arquero del Chelsea resolvió con solvencia el tiro de esquina y armó un contragolpe perfecto: salió jugando rápido por abajo, Fellaini pasó el balón a la derecha, donde Thomas Meunier asistió de primera a Nacer Chadlirca (Lukaku abrió sus piernas para dejar pasar la pelota) y el zurdazo del volante del West Bromwich Albion llegó a la red en una infartante definición del partido.

Comentarios