Docentes piden adelantar la revisión de la “cláusula gatillo”

ATEP, AMET y APEM y los universitarios adhieren al paro nacional del martes de Ctera.

30 Jun 2018
1

SIN CLASES. La Ctera convocó para el martes de la próxima semana a un paro docente nacional; que alcanzará a todos los niveles educativos. FOTO DE ARCHIVO FOTO DE ARCHIVO

Los educadores tucumanos agrupados en el Frente Gremial Docente (de todos los niveles y modalidades) dispusieron adherir al paro nacional de docentes anunciado por la Confederación de los Trabajadores de la Educación (Ctera) para el próximo martes 3 de julio, “en reclamo de paritarias y en protesta contra la represión en Chubut”. Así lo confirmó a LA GACETA el titular de ATEP, David Toledo, quien aclaró que estaba autorizado para hablar por esas entidades.

También se sumarán a la medida de fuerza los profesores universitarios de Adiunt, enrolados en la Conadu histórica.

A la par del reclamo nacional por una renegociación salarial ante el fuerte avance de los niveles inflacionarios, los docentes de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP), de la Asociación del Magisterio y la Enseñanza Técnica (AMET) y del Personal de Enseñanza Media y Superior (APEM) expresarán sus exigencias al Gobierno provincial para que adelante la revisión de la pauta inflacionaria acordada en la “cláusula gatillo” en el acuerdo salarial de este año, cuya fecha de apertura fue fijada entre las partes para el 1 de septiembre.

Cabe señalar que el Gobierno y los educadores del Frente Gremial Docente arreglaron una suba salarial del 17% -15% propuso la Nación- en dos cuotas: 8%, en marzo y 9% en septiembre. Y con la “cláusula gatillo” se estipuló que el porcentual del aumento será revisado en septiembre y diciembre de este año.

Adelantamiento

Al respecto, Toledo precisó que si bien el Gobierno provincial cumplió con el acuerdo salarial, “viene demorado” el incremento por culpa del plan económico del Ejecutivo nacional, “cuyos desconcertantes parámetros inflacionarios corren delante del salario”. “No hay una pauta que revele que las cosas van a mejorar y que no habrá más aumentos, y que se frenará esta veloz carrera contra los haberes de los trabajadores”, agregó.

“La actual política cambiaria, con un dólar volátil y sin techo, incide en todos los costos de la canasta familiar, en los impuestos, las tarifas de servicios. Afecta directamente al poder adquisitivo de todos, incluidos los salarios de los docentes”, remarcó.

Ante esos fundamentos, que consideró “son las causas legítimas que esgrime nuestro sector”, es que van a solicitar el adelantamiento de la apertura de la revisión de la pauta por la alteración del índice inflacionario que trepó a casi el doble, entre los porcentajes estimados y los que cerraron la paritaria.

Universitarios

Por su lado, Ariel Osatinsky, titular de Adiunt, planteó las quejas de su sector. “No aceptamos la propuesta de darnos un 15% de incremento salarial dividido en cuatro cuotas. “Hasta acá, ese es el porcentaje al que llegaría la inflación acumulada en el primer semestre, mientras que a nosotros nos dieron sólo un 5% de aumento en esos meses”.

El dirigente señaló que son varios los items que deben recomponer tanto el Gobierno nacional como el Rectorado de la UNT, y se quejó que “desde que asumió la conducción el ingeniero José García, “nunca nos llamaron a dialogar”.

A la par de ratificar que en la paritaria exigirán una suba del 30%, adelantó que el miércoles 4 ese sector docente evaluará la propuesta que llevarán -al día siguiente- al Plenario de Secretarios Generales, acordado con la Conadu Histórica, en Buenos.

Precisó Osatinsky que están barajando como medida de fuerza la propuesta de no iniciar las clases del segundo semestre (tras el receso de invierno), y también bloquear los exámenes.

Repudio

En otro orden, Toledo dijo que el Frente se solidarizó con sus pares de Corrientes y de Chubut, que “fueron reprimidos cuando manifestaban por un justo reclamo”. Y repudió “esta práctica que se creía desterrada en un estado de derecho”.

Por su lado, la secretaria general de la Ctera, Sonia Alesso, señaló: “la represión es nuestro límite; si tocan a uno nos tocan a todos. El paro nacional es para decirle no a la represión y no a la violencia, y por la vigencia de la paritaria nacional docente, que la gestión Cambiemos decidió desactivar en 2017”.

Comentarios