Con “Esperando arder”, El Faro apuesta a la transformación

La banda tucumana lanza su segundo disco con temas propios y en defensa de una propuesta artística con proyección social.

30 Jun 2018
1

DISTINTAS VERTIENTES. El Faro no se limita a un estilo determinado, sino que parte del rock hacia el funk.

PRESENTACIÓN

• A las 23.30 en Santos Discépolo (La Rioja 219).

“¿Existe sensación más intensa que el ardor?”, pregunta en forma retórica Martín Landers, el guitarrista de El Faro, el grupo tucumano que esta noche presentará en el bar Santos Discépolo su segundo disco, “Esperando arder”. “Duele, pero es como dice una de nuestras canciones: ‘es dolor que nos hace sentir vivos’. Más que destrucción, nos sugiere transformación. El fuego transforma todo lo que toca”, se responde.

Esa idea de transmutación impulsa a la banda creada hace cuatro años en su búsqueda artística, sostiene el músico: “El Faro vive con intensidad todo lo que hace, sea una canción, un recital, un arte de tapa, un asado, una entrevista o cualquier acontecimiento que nos reúna”.

“Queremos que quien escuche nuestros temas se sumerja en lo que siente y le despierta. A veces contamos historias, otras una mirada profunda sobre lo que nos rodea; por momentos nos desangramos o nos divertimos pero, por sobre todo, no queremos que la canción se agote en nosotros sino que cada uno pueda apropiarse de lo que le genera”, agrega.

La banda encabeza festivales y recitales de rock solidario, a beneficio de distintas instituciones y colectivos sociales. Lo hace desde la creencia “en la promoción de la cultura como un derecho y una herramienta de transformación, porque en Tucumán hay gente con un corazón enorme y un empuje que vale la pena aprovechar”, resalta el guitarrista, que comparte el proyecto con Federico De Ángeli, Matías Meneses Haro y Gerónimo Pondal.

La elección del lugar de lanzamiento del disco (que está disponible en forma física) se vincula con la militancia que declaran. “Santos Discépolo es un lugar donde nos sentimos muy cómodos y nos gratifica acompañar la lucha de un espacio que no solo es un escenario, sino además ofrece un comedor popular para estudiantes y trabajadores”, explica Landers.

Meneses Haro resalta que el proyecto artístico de El Faro se completa con sus propios temas originales. “Así fue desde nuestros comienzos. Aparte de los dos discos, tenemos un puñado de canciones inéditas, aunque en cada recital solemos tocar un cover que nos represente y se acople a nuestro repertorio. ‘Esperando arder’ tiene 10 canciones y el videoclip del primer corte de difusión es ‘Milagros paganos’, que cuenta con la participación de Tony Molteni, el cantante de Karma Sudaca”, describe.

“El rock tucumano no es ajeno a las transformaciones que se dan a nivel social. La tecnología invade absolutamente todos los espacios y tenemos que saber aprovecharla sin que implique contaminar la propuesta musical. Hay una mayor aceptación del rock indie, pero nosotros somos más tradicionales, experimentamos con el folclore y con sonidos más crudos, aunque perseguimos la bandera del placer y no nos limitamos a ningún género en particular. Quien nos escuche va a encontrar hard rock, funk, rap, baguala, chacarera y quien sabe que más puede aparecer”, concluye Landers.


Comentarios