Alfaro inauguró un centro de tratamiento de adicciones con críticas a la Provincia

“Nosotros lo pudimos hacer”, ironizó el jefe municipal en su discurso, en alusión a la obra provincial paralizada en La Costanera. “La droga llegó a la política; Tucumán viene retrocediendo en esta materia”, planteó el intendente de la capital.

29 Jun 2018
1

INAUGURACIÓN. Las Madres del Pañuelo Negro cortaban cintas ante la mirada de Alfaro (izquierda) y Moro (derecha). twitter @alfarogerman

El intendente de la Capital, Germán Alfaro, inauguró ayer junto al titular de la Sedronar nacional, Roberto Moro, un centro de día para el tratamiento de las adicciones. “La droga llegó a la política, y si esto pasó, el problema también es de la política. Quienes ocupamos cargos públicos tenemos la mayor responsabilidad. No podemos dejar que nuestros jóvenes mueran. La provincia viene retrocediendo en esta materia, por eso debemos tener decisión política”, afirmó Alfaro.

La dependencia inaugurada en el complejo municipal Zenón Santillán (Venezuela al 3.200) forma parte de los 60 Dispositivos Integrales de Abordaje Territorial (DIAT) del país. Cuenta con 600 metros cuadrados construidos, salones, talleres, consultorios, galerías, playones deportivos y un gimnasio. Significó una erogación de $11,6 millones. Fue bautizado Sumak Kawsay (“nueva vida” o “buen vivir” en quechua). Es un centro preventivo asistencial gratuito cogestionado por la Municipalidad y la Nación, donde se aborda el tratamiento de los consumos problemáticos desde un enfoque comunitario.

Alfaro advirtió que apartará a los empleados involucrados en casos de narcotráfico

Las Madres del Pañuelo Negro de La Costanera, Blanca Ledesma y Dora Ibáñez, fueron las encargadas de cortar la cinta de inauguración. Ibáñez lloraba. A su lado, Petrona Pereira, otra militante por los derechos de los jóvenes adictos, contemplaba la escena. “Me emocioné porque luchamos para esto, pero a este centro no lo usarán los chicos de mi barrio. Esperamos que esta vez sí se construya el Cepla de La Costanera, que esta vez sí lo haga la Provincia y que de verdad haya proyectos de vida para los chicos. Si no, de qué sirve que se curen en un centro y luego vuelvan a los barrios con los mismos problemas”, anheló Ibáñez.

“Creemos en los dispositivos con una mirada comunitaria, para generar espacios terapéuticos, de prevención y en trabajo conjunto con escuelas y la comunidad para poner el foco en el sujeto y no en la droga”, expresó a su turno Moro.

El DIAT de la Municipalidad forma parte de los 210 centros anunciados durante el kirchnerismo, dentro del programa Recuperar Inclusión. Sin embargo, según datos oficiales, se finalizaron 10 hasta 2015. Desde la nueva gestión hubo un cambio en la línea de trabajo: los Centros Preventivos Locales de las Adicciones (Cepla, enfocados para prevención), Casas Educativas Terapéuticas (CET, para asistencia) y Puntos de Encuentro Comunitario (PEC), fueron reemplazados por los DIAT, para que todos trabajen como dispositivos integrales de abordaje múltiple.

Viña: "estamos haciendo agua en la lucha contra el narcotráfico"

“Bueno, nosotros lo pudimos hacer”, dijo Alfaro cuando inició su discurso. Los funcionarios del gabinete comparaban por lo bajo que el centro inaugurado por el Municipio costó $ 11,8 millones para 600 metros cuadrados construidos, contra los $ 29 millones presupuestados para el Cepla que construirá la Provincia en La Costanera. “Estamos sembrando futuro. Es fundamental que dejemos de tenerles miedo a quienes están enfermos con esta patología. Debemos trabajar en los barrios aledaños. Hay talleres para los chicos adictos y para toda la comunidad. Queremos que este lugar sea un punto de referencia para la comunidad”, finalizó el intendente.

Comentarios