El Ateneo quiere recibir más chicos

24 Jun 2018
1

FIN SOCIAL. El Ateneo recibe a pacientes de todas las edades. LA GACETA / FOTO DE JOSÉ NUNO.-

Matías y su mamá Verónica están sentados en la sala de espera del Ateneo de Salta 530. Verónica cuenta que los enviaron hace dos años del Hospital de Niños, para que el niño pudiera “normalizar su mordida”. “Aquí solo pagamos una cuota mínima, y el material. Nunca podríamos haberlo hecho en forma particular”, aseguró la mujer. Lo mismo afirman los alrededor de 30 pacientes que esperan su turno, en el hall presidido por un letrero que aclara: “los profesionales de este Ateneo atienden en forma gratuita”.

Los guía la misma filosofía que la que inspiró en 1967 a los socios fundadores del Ateneo Tucumano para el tratamiento de las disgnacias, que también desarrolla cursos de capacitación y de posgrado: aseguran que no reciben, ni recibieron, fondos del Estado para desarrollar ese servicio de bien público. “Los pacientes, que pagan el material y una cuota mínima para el mantenimiento de la institución, vienen derivados, porque estas especialidades casi no se ofrecen en el servicio público. Cada paciente que llega es recibido por una asistente social, y luego será derivado a cualquiera de los 60 profesionales que verán que tratamiento requieren”, explica la doctora Carolina Papa.

A su turno, Marcos Goldman, actual titular del Ateneo, enfatiza que el Ateneo solo está dedicado a la “ortodoncia y a la ortopedia funcional de los maxilares” y no a otras ramas de la salud bucal. “La ortopedia funcional de los maxilares estudia las alteraciones de crecimiento de la boca. Por eso, es necesario que los tratamientos se realicen en las edades tempranas del crecimiento. Se recomienda hacer las primeras visitas al dentista antes de los primeros cinco años de edad, Con esto evitamos problemas que en la edad adulta no se pueden resolver”, explica. Y deja planteada una inquietud que aqueja a todo el grupo. “tenemos 200 pacientes en lista de espera; y la mayoría son adultos. En Tucumán se ha perdido la atención de los niños en salud bucal: y hay que hacerlos volver, porque nada es mejor que la prevención”.

Comentarios