La música juega “su” partido

24 Jun 2018
1

EL ESTRENO. Robbie Williams y Aida Garifulina cantaron en la apertura del torneo. Reuters

CLAUDIA REGINA MARTÍNEZ | DPA - ESPECIAL PARA LG MUNDIALISTA

Los Mundiales no sólo lanzan o consolidan carreras futbolísticas. El mundo de la música también aprovecha la millonaria audiencia para intentar que algunas canciones pasen a la historia.

Entre otras, ocurrió con Waka, Waka, de la colombiana Shakira (Sudáfrica 2010); con La copa de la vida, del portorriqueño Ricky Martin (Francia 1998), o con Un’estate italiana, de los italianos Gianna Nannini y Edoardo Bennato (Italia 1990).

Este año los productores buscaron abarcar a un público lo más amplio posible con la canción oficial de la FIFA para Rusia 2018. Live it up es una mezcla de eurodance con toque latino, interpretada por el portorriqueño Nicky Jam, por el actor estadounidense Will Smith y por la albano-kosovar Era Istrefi. Los tres la cantarán en vivo en la ceremonia de clausura el 15 del mes que viene, en Moscú.

Pero no es este el único tema ligado a esta Copa del Mundo. El colombiano Maluma se juntó con el estadounidense Jason Derulo para interpretar Colors, de la firma Coca-Cola. La uruguaya Natalia Oreiro -muy popular en Rusia desde los 90, debido a telenovelas argentinas, como Muñeca Rusa- presentó United by love, cantada en inglés, en ruso y en castellano.

Los directivos de Telemundo, la cadena hispana de Estados Unidos, encomendaron su canción oficial para el Mundial a otro colombiano, J Balvin. El resultado fue Positivo. En el video -que destaca la pasión de los hinchas- aparecen Cristiano Ronaldo, Neymar y James Rodríguez.

En la Argentina no surgió un tema nuevo para el Mundial. Sin embargo, Lali Espósito recurrió al viejo tema de Fito Páez Dale alegría a mi corazón, e hizo su propia versión para a la Copa del Mundo.

La mexicana Lila Downs, la argentina Charo Bogarín y la colombiana María Mulata se juntaron para grabar De la mano del diez, el tema del programa que conducen Diego Armando Maradona y Víctor Hugo Morales por Telesur.

Shawn Mendes, canadiense de origen portugués, escribió In my blood, tema oficial de la selección de Portugal. “Rendirse no está en mi sangre”, dice la letra.

En Brasil, se escucha Mostra tua força, Brasil, cantada por Anitta, la principal estrella pop del país. Además, una marca de cerveza hizo una nueva versión -con Daniela Mercury e Iza- de Hino número 1, la canción más cantada en el tetracampeonato de 1994.

El grupo mexicano Maná lanzó El gladiador mexicano (Vamos México), para apoyar a la selección “Azteca”. “Gladiadores mexicanos, dan la vida con valor, somos miles, hoy venimos a apoyar. Viva México campeones, viva México”, dice la canción.

Temas “apropiados”

Pero más allá de las apuestas de la industria musical, los medios y las hinchadas a veces se apropian de otras canciones para alentar a sus equipos. Es el caso del tema Cielo de un solo color, de la banda uruguaya No Te Va Gustar (NTVG), que es el que más utilizan los medios del país sudamericano. Es una canción de 2002, pero el fútbol la adoptó casi como un himno de la selección “celeste”.

Los hinchas argentinos, en tanto, convirtieron en hit el tema Vamos Argentina, de Pepo; y lo cantan en todos los lugares. En Perú se impuso fuertemente la canción de ritmo afroperuano Porque yo creo en ti, compuesta e interpretada por Marco Romero. En Costa Rica suenan una decena de canciones alusivas a su selección, compuestas por grupos locales. Todas refieren a actuaciones “épicas” de los “Ticos”, a la unidad y al sentimiento.

Comentarios