Musa y Messi jugarán un partido aparte

24 Jun 2018
1

HACE CUATRO AÑOS. Argentina venció 3-2 a Nigeria por fase de grupos en 2014; Messi y Musa hicieron dos goles cada uno. reuters ( archivo)

MARTÍN MORAVEC | DPA - ESPECIAL PARA LG MUNDIALISTA

Se trata de un partido a todo o nada y puede pasar cualquier cosa. Pero Nigeria llega con un ánimo muy distinto al de la deprimida Argentina al cruce entre ambas por un lugar en los octavos de final. “Somos un equipo joven, aún tenemos mucho que aprender y debemos ser humildes. Pero con este espíritu quizá también podemos esperar una sorpresa ante Argentina”, señaló el director técnico de los africanos, el alemán Gernot Rohr.

El 2-0 de Nigeria ante Islandia abrió las puertas a la clasificación a una Argentina que parecía tener todo perdido tras caer 3-0 ante Croacia. Sin embargo, la imagen mostrada por uno y por otro equipo en sus respectivos partidos no hace augurar nada bueno para la “Albiceleste”.

Luego de haber perdido 2-0 en su debut, ante los croatas, Nigeria mostró un salto de nivel en su segundo encuentro. “Debemos seguir trabajando con este espíritu. La victoria, principalmente, debe dar confianza a los jugadores jóvenes. Esto sería bueno para nosotros”, insistió Rohr.

El partido del martes enfrenta a dos viejos conocidos, que se cruzaron varias veces en Mundiales. Por nombres, Argentina es favorita. El equipo liderado por Lionel Messi es el quinto del ranking mundial, frente al número 48° que ocupan los nigerianos. La tendencia, sin embargo, es muy distinta. “El año pasado ya jugué contra ellos y ganamos 4-2. Messi no estaba. Habrá que pensar algo para él ahora. Pero, sin querer sonar arrogante, pienso que podemos afrontar el partido con cierta confianza”, analizó el defensor Leon Balogun.

Antecedente en 2014

Una victoria de los nigerianos los metería directamente en octavos de final. Pero el último antecedente mundialista no favorece a los africanos. Nigeria y Argentina chocaron por la fase de grupos en Brasil 2014; ganó la “Albiceleste” 3-2, con dos goles de Messi (el 1-0 y el 2-1) y uno de Marcos Rojo. Para los nigerianos había marcado por duplicado Ahmed Musa, el mismo que también acaba de convertir dos el viernes, ante Islandia.

“Será un partido muy, muy difícil y nos va a exigir lo máximo otra vez”, agregó Balogun. Respecto de Musa, consideró: “es tremendamente rápido. Odio jugar contra él en los entrenamientos. Si no lo agarrás al principio y lo molestás, se te escapa”.

El propio Musa salpimentó la previa del duelo. “Anoté dos goles en Brasil cuando jugué contra Messi. Y hace dos años jugué con Leicester City ante Barcelona y también marqué dos goles”, arengó el delantero, de 25 años. “En el partido (del martes) puede pasar de todo. Quizá marque otros dos goles”, bromeó el atacante de CSKA de Moscú, cuyo lugar en la historia del fútbol de Nigeria está garantizado, más allá de lo que ocurra ante la selección argentina.

Comentarios