Los jugadores de Atlético se sacaron 10 en el primer día de pretemporada

Sin rostros nuevos en la práctica, el equipo de Zielinski volvió del receso muy activo y a la espera de completar el plantel.

21 Jun 2018
2

EXTREMOS. Bianchi entrenó con normalidad al igual que Jonathan Cabral, con quienes comparten decisión. Leandro Díaz, en la segunda foto, también estuvo y tiene contrato hasta junio de 2019. la gaceta / fotos de antonio ferroni

Ni se notó que los jugadores de Atlético estuvieron de vacaciones. ¿Es excesivo afirmarlo luego de tan sólo la primera práctica de la pretemporada? No, en lo absoluto. Todos se acomodaron, de comienzo a final, a la intensidad que propuso en la soleada, pero fresca tarde, el “profe” Alfredo Meoni. El preparador físico “decano” fue el más activo en el cuerpo técnico en el inicio de las actividades.

Las ocho estaciones, lejos de ser un vía crucis, fueron un desfile de buena predisposición de cada una de las parejas que se formaron para cumplir con los ejercicios en el complejo de Ojo de Agua. Si la mirada de los curiosos se detenía en algún sector, era por donde circulaba la dupla integrada por Cristian Lucchetti y Gervasio Núñez. Im-pe-ca-ble es el estado de “Laucha” tras la operación en el hombro izquierdo. El arquero cumplió con las tareas sin diferenciación alguna con respecto a sus compañeros. Luego, con las indicaciones de Andrés Jemio, el entrenador de los guardametas realizó las tareas específicas de su puesto a la par de Alejandro Sánchez, otro de los porteros del plantel.

Ejercicios en espacios reducidos, en lugares más grandes, trabajos en superioridad numérica, en todos los casos, el preparador físico sólo podía elogiar, además de insistir en “el control, no velocidad”. Y sí, velocidad, entre otras cosas, es lo que necesitará el “Decano” para encarar un semestre con tres frentes a defender: Súperliga, Copa Argentina y Copa Libertadores.

Este semestre, una atención mucho más especial deberán darle al promedio para no descender y en el último mes se sumó un “bonus track”: el clásico ante San Martín, por el momento, sólo el de la Superliga. “Es otro partido importante para ponerlo como objetivo”, dijo Nery Leyes, escuetamente. “Tenemos un semestre lindo para jugar. Primero hay que conformar bien el plantel y después ir pensando en esos objetivos que son muchos e importantísimos cada uno”, remarcó el mediocampista. El cordobés le pone el pecho a la situación desproporcionada que se generó: se fueron muchos y sólo llegó uno (ver “Mercier llegó para darle agallas y pausa al mediocampo”). “Todavía somos poquitos hay que tener fe, paciencia y trabajar con los que estamos”, alentó Leyes.

El jugador destacó lo que se percibió desde afuera. “La mayoría trabajó en las vacaciones, pero volver con todos los muchachos es bueno; hay buenas energía”, comentó Leyes.

Entre los que no se quedaron quietos durante el descanso se anota Leandro Díaz. “¡Me sirvió mucho!”, se alegró el delantero. Es que las dos semanas de trabajo previo por su cuenta en el club Amalia hicieron que se retirara con una amplia satisfacción de la primera práctica. “Es muy bueno tener tantos frentes que defender porque te exigís el doble”, analizó Díaz sobre todas las competencias que tiene en agenda Atlético. “Ahora, el primer objetivo es Tristán Suárez”, advirtió. La Copa Argentina en sus treintaidosavos de final, sólo por calendario no por importancia, es la primera, casi final, que el equipo de Ricardo Zielinski deberá jugar el 22 de julio, tras una concentración que se haría desde los primeros días de julio en Salta.

Hasta entonces debería resolverse la situación de Bruno Bianchi. El defensor está y no está. Sí, Bianchi derrochó entusiasmo, como el resto del plantel en el entrenamiento, y motivos tiene, o más bien, esperanza. “No es seguro que me quede, pero hay intenciones de las dos partes. Se va a hacer fácil”, dijo con optimismo el jugador. “Ojalá que lleguemos a un acuerdo”, anheló Bianchi, que estuvo jugando en Newell’s.

Comentarios