Un ascenso para captar más inversiones

La recalificación de mercado fronterizo a emergente puede significar el arribo de capitales por cerca de U$S 5.000 millones Pese a la recategorización, la entidad dejó en claro que la Argentina seguirá bajo monitoreo ante la última crisis cambiaria.

21 Jun 2018
1

SENTENCIA DEL MSCI. Argentina había descendido en 2009 a la categoría de “mercado de frontera”, debido a las restricciones al flujo de capitales. reuters (archivo)

La Argentina fue ascendida ayer a la categoría de “mercado emergente” por el índice Morgan Stanley Capital International (MSCI), una condición que, según los analistas, puede activar el arribo de inversiones por hasta unos U$S 5.000 millones.

“Ser emergentes va a darnos acceso a capital más barato y, por ende, más inversión, más crecimiento y más empleo para todos los argentinos”, aseguró el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en su cuenta de Twitter.

MSCI explicó en un comunicado de prensa que “los inversores institucionales internacionales expresaron su confianza en la capacidad del país para mantener las condiciones actuales de acceso al mercado de acciones, que es un factor clave en la clasificación”. De todas maneras, dejó en claro que hará monitoreos permanentes en la Argentina para que no se repitan situaciones como las corridas cambiarias de los últimos meses. “Sin embargo, a la luz de los eventos más recientes que afectan la situación cambiaria del país, MSCI también aclara que revisaría su decisión de reclasificación si las autoridades argentinas introdujeran cualquier tipo de restricciones de acceso al mercado, tales como control de capital o de divisas”, dice el comunicado de la entidad.

El Gobierno del presidente, Mauricio Macri, aguardaba con ansias esta recalificación de Morgan Stanley, que se conoció el mismo día que el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó concederle un crédito de U$S 50.000 millones a tres años para superar las turbulencias financieras sufridas en las últimas semanas y a las que MSCI hizo referencia en su texto, consigna la agencia DPA.

La Argentina había descendido en 2009 a la categoría de “mercado de frontera” cuando el Gobierno de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) impuso restricciones al flujo de capitales, una condición fundamental para los grandes inversores externos.

“Ser emergentes va a darnos acceso a capital más barato y por ende, más inversión, más crecimiento y más empleo para todos los argentinos”, aseguraron desde el Palacio de Hacienda en mensajes viralizados a través de las redes sociales.

Reacción bursátil

El presidente de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA), Ernesto Allaria, aseguró ayer que “el mercado va a volar” hoy, tras el anuncio de la reclasificación del mercado argentino como “emergente”. En diálogo con la agencia Télam, Allaria advirtió que, si bien el índice incluirá en una primera instancia sólo a los ADR de las acciones de empresas argentinas, las acciones ordinarias que operan en BYMA “se van a contagiar”. Recordó que “venía golpeado con una caída en dólares de 40%”. “Creo que esto para el Gobierno de Macri y para el mercado de capitales argentino es una señal muy positiva que nos está dando la derecha de lo que viene haciendo Argentina en el mercado de capitales”, dijo.

“Los deberes se hicieron y creo que fue muy merecido el ascenso”, dijo Allaria. Además, destacó que “el Gobierno no puso control de capitales en la última corrida, un aspecto en el que el MSCI ahí se había puesto firme”.

En un comunicado oficial, BYMA admitió que “el reconocimiento del Mercado de Capitales de Argentina como Mercado Emergente implica que Argentina formará parte del grupo de países con mayor visibilidad en la comunidad financiera internacional, lo cual fomentará el incremento de inversiones en acciones argentinas por un monto estimado de U$S 3.500 millones”.

Impacto político

Después de dos meses de noticias muy complejas, con corridas cambiarias, megadevaluación y declarar la necesidad de recurrir al FMI, el Gobierno se encuentra frente a un premio por haber dejado atrás el cepo y el control de capitales, en un plan sostenido en los últimos dos años, evaluó ayer el analista político Sergio Berensztein.

En diálogo con LA GACETA, el experto señaló que hace un año no había alumbrado la recategorización ante las dudas del MSCI respecto del resultado electoral. “Entonces se temía con un fortalecimiento del kirchnerismo y con una revisión de las medidas que instrumentó Macri a lo largo de estos años”, recordó. Tras esa compulsa electoral, al Gobierno nacional se le despejó el camino para avanzar con su estrategia económica aunque, a la luz de las crisis cambiarias recientes, el MSCI irá monitoreando la situación, puntualizó Berensztein.

El analista indicó, además, que esto le abre una oportunidad para que ingresen unos U$S 5.000 millones al país, ya que varios fondos de pensiones están obligados a adquirir ADR de emergentes en Nueva York. “Esto puede significar más apetito hacia los activos argentinos”, acotó.

De todas maneras, Berensztein advirtió que la gestión del presidente Macri no tendrá que desviarse del rumbo de las metas acordadas con el FMI porque, de otra manera, “la Argentina se expondrá otra vez a ser considerado mercado fronterizo, de primera C” .

Comentarios