El Residuo Agrícola de la cosecha de Caña (RAC) tiene potencial agronómico y energético

El Subprograma Agronomía, de la Estación Obispo Colombres, describe cómo se maneja y utiliza el derivado con valor energético.

16 Jun 2018

Diferentes estudios efectuados por técnicos del Subprograma Agronomía de la Caña de Azúcar de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc), analizan los beneficios agronómicos y el potencial energético de los Residuos Agrícolas de la cosecha de Caña de azúcar (RAC), en el sistema productivo de la industria azucarera de nuestra provincia.

Desde la Sección Agronomía del centro de investigación, el doctor Eduardo Romero y el ingeniero Sergio Casen, reseñan cuáles son los trabajos que viene realizando la institución desde el año 2005, para brindar un apropiado manejo y uso energético de estos residuos, abarcando aspectos agronómicos e industriales.

- ¿Cuál es el objetivo fundamental del proyecto?

- En Tucumán perdura aún una cultura: la quema de los cañaverales, generando múltiples problemas de tipo agronómico, ambiental y socioeconómico.

La creciente concientización ambiental de los factores involucrados en la actividad cañera, así como el interés en el uso de los residuos agrícolas de la cosecha con finalidades energéticas, pretenden instalar un sistema productivo sin el uso de la quema (cosecha en verde). Por esa razón, el objetivo al que apuntamos es concientizar sobre el potencial energético y agronómico del RAC para Tucumán y dar a conocer las tecnologías actualmente disponibles para su recolección.

- ¿Cuáles son los posibles usos de este residuo?

- El manejo apropiado del RAC nos confiere el mantenimiento de la humedad en los suelos y favorece el control adecuado de malezas, reduciendo así el costo de herbicidas; también, la recolección con máquina enfardadora posibilita la práctica de áreas de cortafuegos, fundamental para evitar o minimizar incendios en el cañaveral.

Asimismo, sirve como alimento de ganado y mulching en diferentes cultivos. Por otra parte, al ser el RAC un combustible sustentable alternativo, es muy importante aprovecharlo en las calderas de los ingenios para producir energía.

- Aproximadamente, ¿cuál es el volumen del RAC disponible en nuestra provincia?

- El área cañera de Tucumán presenta 3 zonas agroecológicas bien definidas: Llanura Chaco-Pampeana, Llanura Deprimida y Pedemonte, cuyas características de suelo y clima van a condicionar el aprovechamiento agronómico del RAC, y también el porcentaje máximo de recolección del mismo.

En la llanura Chaco-Pampeana, por la escasez de precipitaciones, y en el Pedemonte, por los excesos hídricos, es agronómicamente conveniente mantener al menos entre el 60-70% de los residuos sobre el suelo, para aprovechar todos los beneficios de la cobertura (control de erosión hídrica, aumento de la infiltración y almacenamiento de agua, eficiencia del riego, control de malezas, entre otros).

En la Llanura Deprimida, la presencia de capas freáticas estacionales cercanas a la superficie del suelo, provocan suelos fríos y excesos de agua que resultan determinantes en la brotación del cañaveral, por lo que es conveniente y necesario recolectar porcentajes superiores al 70% del RAC.

De acuerdo a la estimación brindada por el ingeniero Jorge Scandaliaris para la presente campaña (2018), la superficie cosechable de la provincia está en el orden de los 273.460 hectáreas (ha). Considerando este valor de superficie cosechable y la disponibilidad de estos residuos en cada una de las regiones agroecológicas, la cantidad de RAC potencial seco factible de ser recolectado para la presente campaña sería de 1,272 millón de toneladas de RAC (sin quema). Para esta estimación se contempló, como base, el coeficiente de biomasa residual promedio entre variedades de 151 kg RAC/tn caña (Ver tabla adjunta).

- En términos de energía, ¿cuál sería el potencial de este recurso?

- De acuerdo a la producción potencial de electricidad, se estima que por cada tonelada de RAC se podría producir 0,4 Megavatios (de energía), a su vez, cuatro toneladas de RAC equivalen energéticamente a una tonelada de petróleo. Con esto datos, podemos tomar conciencia del potencial energético de este residuo y de lo que se pierde cuando se practica la quema de los cañaverales en las diferentes localidades de Tucumán.

- ¿Cuáles son las tecnologías apropiadas para esta tarea?

- Para una adecuada recolección del RAC en el campo, existe actualmente en el mercado una amplia disponibilidad de máquinas enfardadoras, que tienen la particularidad de confeccionar fardos prismáticos, óptimos tiempos operativos y no experimentan roturas ante la acción abrasiva del RAC.

Estas máquinas poseen el ancho adecuado para evitar el pisoteo en las cepas de los surcos, aspecto fundamental para no afectar la productividad de los cañaverales; además, cuenta con neumáticos de alta flotación que evitan la compactación de los suelos.

- ¿Cuáles son las recomendaciones durante el enfardado de RAC?

- La Estación Obispo Colombres recomienda recolectar este residuo con un porcentaje de humedad igual o menor al 15%; esto es importante en la época de cosecha, ya que los contenidos de humedad difieren bastante durante los meses en los que se realiza la misma. También, sugerimos respetar las exigencias técnicas que demandan las maquinarias a la hora de confeccionar los fardos (peso y tamaño). Por otra parte, hay que tener en cuenta la elección apropiada de la enfardadora, al momento de su adquisición (ancho apropiado), para no producir daños a la producción de nuestro cañaveral.

Comentarios