Cuáles son los cambios que quiere introducir el proyecto de despenalización

12 Jun 2018
1

¿En qué casos la ley argentina contempla la posibilidad de abortar? 
El Código Penal argentino, que entró en vigor en 1922, establece los siguientes casos en los que no se debe penalizar la interrupción del embarazo: cuando se practica con el objetivo de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre, cuando el embarazo haya sido producto de una violación o de un atentado contra el pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En 2012, la Corte Suprema de Justicia, el máximo tribunal del país, consideró en un fallo que las mujeres víctimas de una violación, ya sean “normales o insanas”, pueden interrumpir un embarazo sin autorización judicial previa ni riesgo a sufrir una sanción penal; sólo es necesaria una declaración jurada en la que conste el delito del que fue víctima la persona que quiera interrumpir el embarazo.

¿Qué reformas establece el proyecto de ley en discusión? 
El proyecto de ley sostiene que toda mujer tiene derecho a decidir voluntariamente la interrupción de su embarazo durante las primeras 14 semanas de gestación y a contar con la posibilidad abortar, en un plazo máximo de cinco días, en cualquier hospital o clínica del sistema de salud del país. Después de la semana 14 de gestación, el aborto estará garantizado sólo para los casos de embarazo producto de una violación, si estuviera en riesgo la vida o salud de la mujer o si se diagnosticara la muerte del feto. La práctica del aborto no requerirá de una autorización judicial previa. En tanto, las adolescentes menores de 16 años deberán tener un consentimiento de sus padres. 

¿Quiénes son las autoras del proyecto? 

La iniciativa fue presentada por más de 300 organizaciones sociales, científicas, políticas y de derechos humanos agrupadas en la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que fue creada en 2003. En seis ocasiones anteriores el debate del proyecto no prosperó en el Parlamento por no contar con el aval mayoritario de las bancadas. La campaña en favor exhibe como símbolo identificatorio un pañuelo de color verde.  

En América     

Brasil

El aborto sólo es permitido en casos de violación, riesgo de vida para la madre o anencefalia fetal. No es considerado crimen el aborto realizado fuera de territorio nacional. En todos los otros casos, el Código Penal lo considera delito contra la vida humana y están previstas penas de prisión de uno a tres años para la gestante que provoque o permita que otra persona lo haga. Para quien lo practique sin el consentimiento de la embarazada, las penas van de tres a diez años. 

Chile
El 14 de septiembre de 2017 la entonces presidenta, Michelle Bachelet, promulgó la ley que despenaliza el aborto voluntario en tres casos: cuando exista riesgo de vida para la madre, inviabilidad del feto, o violación. Hasta la sanción de la ley en 2017, el aborto en cualquier circunstancia era castigado con penas de prisión.

Uruguay
La interrupción voluntaria del embarazo fue legalizada en 2012. La ley le quitó responsabilidad penal a la mujer que recurra a un aborto en las primeras doce semanas de embarazo. Para eso, debe asistir a una consulta médica en hospitales del sistema nacional de salud e informar su decisión de interrumpir la gestación.

Venezuela
El aborto está permitido en Venezuela sólo en los casos de que el embarazo ponga en riesgo la vida o la salud de la mujer. El Código Penal establece una sanción que va de los seis meses a los dos años de cárcel para la mujer que interrumpa su embarazo.  

El Salvador 
La normativa en El Salvador prohíbe el aborto y es una de las más duras de América. La mujer, si se somete a una intervención, puede enfrentar una pena de hasta 50 años de prisión.  

En Esta Nota

Debate por el aborto
Comentarios