Mundial 2018: jugadores ingleses también son adeptos al mate

Eric Dier señaló que varios de sus compañeros de Tottenham Hotspur consumen la bebida típica de nuestra tierra.

11 Jun 2018
1

Harry Kane, el capitán inglés, es uno de los que participa en las rondas de mate y el juego de cartas en su selección. FOTO TOMADA DE FIFA.ES

El mediocampista británico Eric Dier se confesó hoy "adicto al mate" como sus compañeros del Tottenham Hotspur en el seleccionado inglés, que participará del Mundial Rusia 2018.

"En Tottenham Hotspur muchos jugadores empezamos a beber mate. Ahora soy un poco adicto" reconoció el jugador de 24 años, que debutó profesionalmente en el Sporting de Lisboa, al diario londinense The Telegraph.

Al respecto Dier agregó: "Tenemos muchos argentinos en el plantel, así que comencé a beber con ellos. Ahora los jugadores ingleses intentamos hacernos pasar por sudamericanos".

"Danny Rose y yo tenemos uno en nuestra habitación y a veces tomamos", agregó el jugador nacido en la ciudad de Cheltenham, quien llevará la infusión a Rusia.

En Tottenham, además del DT rosarino Mauricio Pocchettino, militan los argentinos Paulo Gazzaniga (arquero), Juan Foyth (ex defensor de Estudiantes de La Plata) y Erik Lamela (ex mediocampista de River Plate).

Consultado Rose sobre la veracidad de las declaraciones de su compañero, admitió que en la concentración londinense del plantel, en Saint Georges Park, los jugadores del Tottenham pasan las tardes "jugando a las cartas y tomando mate".

Entre los adictos a la tradicional infusión argentina también se encuentran el capitán inglés, Harry Kane y el volante ofensivo Dele Alli, quien se definió como "un tomador de mates que no sabe cebar".

"Me encanta, pero Eric (Dier) tiene que hacerlo por mí porque no sé como se hace", admitió.

Según un estudio de la revista Jornal Británico de Nutrición, el mate "aporta antioxidantes, reduce el estrés y protege la salud cardiovascular" durante el entrenamiento.

"También ayuda a generar más y mejor energía, aumenta la resistencia y previene la acumulación de ácido láctico en el cuerpo, que puede producir sensación de ardor en los músculos e impedir el ejercicio", concluye el informe. (Télam)

Comentarios