A Los Pumas les falló la memoria y no le encontraron la vuelta a la defensa galesa

10 Jun 2018
1

BLOQUEADOS. La defensa galesa frena a Ramiro Moyano. La noticia destacable fue el debut del pilar tucumano Javier Díaz. prensa uar

Al momento de estrenarse Jaguares, la primera franquicia profesional de la UAR para competir en el Súper Rugby, mucho se dijo sobre de la importancia de no confundirla con Los Pumas. El plantel era prácticamente el mismo -en gran parte, por la veda a los “europeos” en el seleccionado- pero ello no implicaba que la metodología de trabajo tuviera que ser la misma, como tampoco el sistema de juego. Como se advirtió en su momento, “los Jaguares no son los Pumas con otra camiseta”.

Sin embargo, los buenos resultados que consiguieron Mario Ledesma y su staff desde su llegada al mando de la franquicia pusieron en duda la conveniencia de aquella definición. En los últimos meses, Jaguares experimentó un crecimiento explosivo en su juego y en su confianza, y pasó de ser un equipo endeble e irregular a uno capaz de acumular seis victorias consecutivas, cuatro de ellas en suelo oceánico. ¿Debían entonces Los Pumas tratar de ser los Jaguares con otra camiseta?

Para muchos, sí. En términos mecánicos, para qué meterle mano a un auto que anda bien. Sin embargo, para Daniel Hourcade ello equivaldría a renunciar a sus creencias y a su forma de trabajo, y limitarse a un papel casi testimonial, algo que definitivamente no va con su personalidad.

El problema fue que los cambios no tuvieron el efecto esperado. Aunque el equipo alineado fue casi el mismo que el que viene sirviendo de base en el Súper Rugby, el rendimiento fue completamente distinto, como si se tratara de otros jugadores. Los Pumas no pudieron aprovechar el viento de cola y fueron superados claramente por Gales, que ganó 23-10 en San Juan.

Lo verdaderamente llamativo es que el equipo argentino casi no mostró variantes en ataque; se lo vio testarudo y monocorde frente a una defensa que cuidó su ingoal con mucha fiereza, pero que tuvo a su favor la previsibilidad del invasor. Innumerables fases acumularon Los Pumas en sus intentos de perforar la materia. Tanto así que el try de Tomás Lezana sobre el final, que decoró un resultado hasta entonces angustiante, fue más por insistencia que por otra cosa.

Y es que fueron contadas las veces que la pelota llegó a las puntas, por donde los Jaguares venían haciendo la diferencia. Reaparecieron las indisciplinas y el desconcierto defensivo, y reaparecieron las dudas en el scrum.

Tendrá bastante para revisar el staff de cara a la revancha del próximo sábado, en Santa Fe.

Temas

Los Pumas
Comentarios