#NiUnaMenos: “dejen de matarnos”, fue el grito en la plaza

Masiva marcha en contra de la violencia sexual y del ajuste.

05 Jun 2018

Valentina Sapag y Ana Carrizo han sido víctimas de acoso callejero. Ambas coincidieron también en que no hay mujer que no enfrentó esta situación en San Miguel de Tucumán y toda la provincia. “La vivo diariamente, como todas, mientras camino por las calles del centro de la ciudad, por Yerba Buena, por todas partes. No se puede caminar con tranquilidad cuando te gritan algo”, reclamó Carrizo.

Por su parte, Sapag manifestó: “a veces, soy un poco ingenua. Salgo pensando que va a ser un buen día, pero luego me cruzo con personas que me hacen pasar un muy mal rato”.

Las jóvenes sacaron ayer a la luz su demanda en la movilización “Ni una menos, que finalizó en la plaza Independencia. “Quiero que nos dejen de matar. Estoy harta del machismo que enfrentamos cada día. Quiero que se visibilice el machismo, sobre todo, en Tucumán y el resto del NOA, donde es gravísimo y tiene además una tasa altísima de femicidio”, resaltó Sapag.

Según fuentes policiales, la marcha reunió a alrededor de 5.000 personas; mientras que los coordinadores dijeron casi 10.000, a partir de la adhesión de 60 organizaciones sociales, políticas, como así autoconvocadas. Los sectores levantaron la voz para denunciar nueve femicidios en lo que va de 2018; las desapariciones de Milagros Avellaneda y su hijo Benicio, y de Daiana Garnica, entre otros casos; y la violencia sexual, doméstica y callejera.

“Marchamos para que no haya otro femicidio y en contra del ajuste del Gobierno que sufren, en particular, las compañeras de los barrios. También lo hacemos en homenaje de María Zelaya, quien fue asesinada en una jornada de protesta hoy. Mientras (el gobernador) Manzur festejaba con el club San Martín, una mujer era atropellada a metros”, dijo “Vicky” Disatnik, de la Casa de las Mujeres Norma Nassif.

Ayer, se concretó la cuarta movilización, la de mayor concurrencia desde que se acentuó el movimiento en la provincia, en el que se sintió también el reclamo por la aprobación del proyecto de aborto legal, seguro y gratuito. Los pañuelos verdes se replicaron en cada sector. “Está creciendo la ola verde”, destacó Lita Alberstein, de la CTA Autónoma.

Comentarios