Cómo liberarse de los miedos que te atan y que no te dejan ser feliz

El miedo es la contracara del amor, enseña Ismael Mastrini, de El Arte de Vivir. Dice que meditar es la clave para hallar el ser de amor de uno mismo

30 May 2018 Por Magena Valentié
1

MEDITACIÓN. Ismael Mastrini muestra un ejemplo de lugar cómodo, tranquilo y silencioso, para meditar. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO.

> CAMINO INTERIOR | PROPUESTAS PARA VIVIR MEJOR

Hace 20 años Ismael Mastrini, dejó de ser el abogado exitoso y ambicioso que era para convertirse en un hombre feliz. No le hacía falta nada: tenía una carrera envidiable, una casa muy bonita y una familia a la que amaba. Pero nada lo conformaba. “Pensaba que me hubiera gustado ser escritor o músico porque siempre me atrajeron las artes y que había dejado de lado todo eso por una seguridad económica, por cumplir con un montón de pautas, de las que no me arrepiento, pero que no me dejaban ser absolutamente feliz”, confiesa este hombre dedicado de lleno a dictar cursos de yoga en las cárceles de América Latina. Lo hace ad honorem dentro de un programa de la fundación El Arte de Vivir.

“Yo era un tipo que había cumplido con muchos de mis objetivos, pero me sentía eternamente angustiado. Tomaba mucho alcohol y en una época de mi vida usé drogas. Cuando me separé, caí en un bache depresivo muy grande porque todo el proyecto de vida que había armado se me fue al tacho”, cuenta Mastrini, que entonces tenía 50 años. Fue cuando alguien le recomendó un curso de yoga que, en una semana, le hizo tirar 30 años de terapia, asegura.

¿Es posible ser feliz? ¿O al menos aprender a vivir? “Sí. Cuando vos descubrís que podés ser feliz siendo la misma persona que sos, en el lugar donde estás, sin cambiar absolutamente nada, solamente conectándote con vos, es cuando comenzás a vivir en el estado de amor. Y eso lo puede lograr cualquiera, hasta el peor asesino”, responde con voz tranquila y rostro distendido. Pero ¿cómo conectarnos con ese ser de amor que según Mastrini vive en el interior de uno mismo, en medio de tanto ruido y de necesidades a veces inventadas?

“La mente actúa por sí misma, pero fijate qué es lo que le damos de comer. Cuando escuchás las noticias -que son todas malas- tu mente absorbe eso. Y después, cuando no estás controlando la mente, y esta anda en piloto automático, lo que reproduce es lo malo”, advierte. ¿Cómo cambiar esa perspectiva de vida?

Mastrini sostiene: “vivir en un estado de amor, significa vivir en libertad, es decir, sin miedo. El miedo -dice- es lo opuesto al amor. Estás enamorada y tenés miedo de que te dejen. Tenés miedo a morir, a enfermarte, a que se mueran tus seres queridos, a envejecer, a perder tu posición económica... La permanencia en el miedo genera tu propia cárcel. Y es la más complicada porque es la única cárcel que tiene la puerta abierta. Y vos sos el único que tiene la llave para salir”, asegura.

Cómo lograrlo

Cómo llegar a encontrar a ese ser de amor es una práctica, no un teoría, aclara. “Si vos todos los días te levantás una hora antes de lo que lo hacés habitualmente, hacés media hora de yoga, ejercicios de respiración y meditación un poco de silencio cada día y meditás, la forma en que vos vas a comenzar el día va a ser absolutamente diferente a cómo lo hacías siempre. Y ahí va a empezar el cambio”, asegura.

Propone 15 minutos de meditación antes de salir a la calle. “Vas a salir con otra predisposición y con otra conexión y a ese amor lo vas a repartir a todos los que están a tu lado”, asegura.

Mastrini se dedica a enseñar yoga y meditación a los presos porque está seguro de que nadie nace siendo un asesino. “Tengo la certeza de que todos somos iguales y todos somos puro amor. A medida que ellos logran ir hacia adentro de sí mismos también logran conectar con su ser de amor”, afirma. “He conocido a jóvenes que gracias al yoga hoy son profesionales, como un chico que es sociólogo. Pero en la medida en que las cárceles sigan siendo como son, un depósito de pobres, no va a haber rehabilitación posible”, opina. Y remarca que ello no cambiará hasta que no se vea que esto es producto de una sociedad injusta.

Cinco claves para vivir más alegre
n 1- Levantate 15 minutos antes de la hora habitual. 
n 2- En esos 15 minutos hacé meditación en un lugar cómodo y silencioso pero sin estar acostado. Hacé silencio y no pensés en nada. Si viene un mal pensamiento, dejalo pasar.
n 3- Hacé media hora de yoga o ejercicios de respiración.
n 4- Comé sano, con muchas frutas y verduras.
n 5- Eliminá de tu agenda lo que no te haga feliz.
> Cinco claves para vivir más alegre
- 1- Levantate 15 minutos antes de la hora habitual. 
- 2- En esos 15 minutos hacé meditación en un lugar cómodo y silencioso pero sin estar acostado. Hacé silencio y no pensés en nada. Si viene un mal pensamiento, dejalo pasar.
- 3- Hacé media hora de yoga o ejercicios de respiración.
- 4- Comé sano, con muchas frutas y verduras.
- 5- Eliminá de tu agenda lo que no te haga feliz.


Comentarios