La historia del viaje de Trungelliti superó a su triunfo

29 May 2018
1

ALCANZÓ. Aunque estuvo varias horas sentado en un auto, a Trungelliti le quedaron las fuerzas suficientes para festejar. independent.co.uk

PARÍS.- Para dimensionar la enorme relevancia que generó la victoria de Marco Trungelliti ante el australiano Bernard Tomic en Roland Garros basta entrar a la página oficial del segundo Grand Slam del año. Entre las noticias destacadas del segundo día estaba la que se titulaba “El camino a la victoria de Marco Trungelliti”.

La historia que se escribió en la alejada cancha 9 del complejo parisino trascendió rápidamente; la organización del torneo y varios periodistas apostaron las cámaras y los flashes en la conferencia de prensa del santiagueño. “Nunca estuve en una sala de prensa tan grande, ni con tanta gente”, declaró a La Nación entre risas.

No fue precisamente el nivel de juego que exhibió en su triunfo por 6-4, 5-7, 6-4 y 6-4 lo que provocó tanto alboroto. De hecho la misma crónica del partido refiere a una victoria que era de esperar y que no llamaría la atención, principalmente, porque Tomic no se lleva bien con el polvo de ladrillo.

“Estábamos en casa (vive en Barcelona), preparándonos para ir a la playa, por eso había alquilado el auto”, contó a la prensa Trungelliti cuya abuela está de visita. El video en la más alta definición que editó la organización narra la historia desde la voz del propio protagonista. Mientras se escucha su relato, se puede ver la entrada del jugador a paso firme al court. Después entra, pero a las tribunas, Lela, la abuela, a paso lento, con un bastón de un lado y su nieto, André, del otro. “Yo tenía la maleta armada, no la había desarmado desde que había llegado, metieron (sus familiares) un par de cosas y viajé”, relató Trungelliti. El jueves había perdido el último partido de la clasificación y el sábado a la madrugada ya estaba en España. El domingo temprano recibió el llamado: ingresaba al cuadro principal del torneo por la baja del australiano Nick Kyrgios.

Así, Trungelliti fue en auto hasta París y 10 horas después, tenía entre sus manos la victoria ante Tomic. En la próxima ronda el perdedor más afortunado en mucho tiempo tendrá enfrente al italiano Marco Cecchinato. (Especial-DPA)

En Esta Nota

Roland Garros
Comentarios